FANTASMAS, ANÓNIMOS, DISCRIMINACIÓN E IMPROVISACIONES IMPROPIAS DE UN RADIOFONISTA PROFESIONAL

 

 

G. Belay.- EA1RF.

29/08/15

 

RECIBO ESTE MENSAJE DE ALGUIEN QUE VIVE DE MIS IMPUESTOS:

Estimado señor G. Belay: Permitame que le hable "de usted" pese a ser yo también radioaficionado. Y lo hago porque constato que es usted anciano y por la portada de su página de www.cocodrilofeliz.es, bastante prepotente. He leido su publicación respecto a la entrevista que hice sobre IberRadio. No voy a discutir sobre asuntos que constituyen una afición, en declive, por cierto. Y no me extraña. Además, yo no eligo a los directivos ni de URE ni de asociación alguna semejante. Respecto a su consideración sobre mi persona como "becario de agosto", la verdad es que me ha llenado de ilusión, dado que tengo 54 años y llevo 32 años en Radiotelevisión Española con numerosas y variadas responsabilidades. Por eso dejé la radioafición hace treinta años, porque me rayan ustedes. Por cierto, el diccionaro de la RAE y el uso de la lengua castellana no constituyen un Manual de Uso Militar. Su concepto del vocablo "cónclave" denota poca capacidad dialéctiva y mucha rigidez "senso lato".

Atentamente,
EA4XXX

Y ESTE OTRO DE LA MISMA PERSONA:

cónclave.
(Del lat. conclāve, lo que se cierra con llave).
1. m. Junta de los cardenales de la Iglesia católica, reunida para elegir Papa.
2. m. Lugar donde se reúnen los cardenales para elegir Papa.
3. m. Junta o congreso de gentes que se reúnen para tratar algún asunto.

demagogo, ga.
(Del gr. δημαγωγός).
1. adj. Que practica la demagogia. U. t. en sent. fig.
2. m. y f. Cabeza o caudillo de una facción popular.
3. m. y f. Orador revolucionario que intenta ganar influencia mediante discursos que agiten a la plebe.

Y ESTE OTRO DE LA MISMA PESONA:

Julio de Inojosa y Pazos
10/7/98
Estimados coelgas de la radio:
Es verdaderamente lamentable el espectáculo bochornoso e indigno de una
persona que en teoría debería ser responsable y cultivadora de buenos
modos como representante de todos los radioaficionados que somos socios
de la URE.
Me refiero a nuestro Presidente don Gonzalo Belay Pumares, y por el caso
de la poco brillante idea de empezar la guerra contra los que están en
su oposición y luchan por apartarle del poder. Es una pena que se haya
dejado arrastrar por la ira y haya defraudado a los que apostábamos por
su prudencia y meditada pluma.
Nos ha defraudado y yo por lo menos a fin de año sere un socio menos de
la URE.
No puedo permitir que con mis dineros, se cometan todo tipo de
irregularidades y tropelias. Se viertan insultos y se mancille el honor
de las personas.
Yo vivo en una ciudad pequeña y en poco tiempo, de 50 socios de URE que
estábamos unidos y hacíamos cantidad de cosas, solo quedamos 12 y
desunidos por éstas cosas que están pasando. Es una pena, pero si don
Gonzalo Belay no se va pronto, creo que la URE lleva el camino del
Titanic y no solo eso, porque los que quedan en el barco si éste no se
unde, están contaminados con la ira, la rabia y la codicia de su señor.
Aqui cinco somos socios de RSGB y tres de la REF. Así está España,
comprada por los extranjeros y todo por los corruptos y sinvergüenzas .
Y pensar que yo le di mi voto!....
Julio de Inojosa y Pazos

Y LE CONTESTO:

Hola, don Marcelino:

Ningún inconveniente en que me trate de usted. En justa correspondencia y en base a su currículo, permítame que le trate de “don”.

Es cierto que soy un anciano, además con achaques, pero claro, cuando se alcanza la edad de 84 años sería estúpido pretender que tengo 50, o 40, o que acabo de hacer la “mili”. Asumida la edad ¿he de entender que me pretende discriminar por viejo? ¿Quizás piensa que estoy “gagá”? ¿Quién es aquí el prepotente?

Quedo informado de su currículo. ¿Es usted periodista radiofónico? Perdone, don Marcelino, pero es que ese dato no lo da. No es que le esté pidiendo la titulación, pero cuando se pretende mostrar la profesionalidad partiendo de los años de edad y del tiempo y las diversas responsabilidades en una empresa, la titulación también cuenta. En mi caso, le informo que he ejercido el periodismo, escrito y hablado. No es cuestión de prepotencia, sino de enfocar la situación desde la realidad: Cuando usted no había nacido, en Ourense, lo que es ahora Radio Nacional de España, (creo que Radio 5) era “La Voz del Miño”. Ahí, en aquellos estudios sitos en el edificio de los sindicatos (verticalísimos) y por aquellos micrófonos, se puso en marcha el primer programa de radio de una modesta hora a la semana, dedicado al automóvil. Fue la primera vez en todos los medios hablados que se llevó a cabo tal idea, en toda España, su pueblo incluido. La idea fue mía, la producción (ya sabe, don Marcelino, lo de buscar la pasta gansa) también, y la realización y la dirección. Durante el Rally de Ourense, y siempre por primera vez en toda aquella España de fútbol y toros, coincidiendo con el “nacimiento” de la FM, monté un programa de 48 horas ininterrumpidas de retransmisión en directo del rally, y durante varios años más, seguí con la idea… hasta que los directores y productores de otras emisoras que habían ido “naciendo” con la FM, consideraron que era un negocio rentable dedicarle programas al “motor” y al rally, y como ocurre siempre, en vez de gente preparada para tratar esos temas, desembarcaron los del fútbol y lo destrozaron todo. Usted, don Marcelino, no, porque o no había nacido o estaba chupando biberón.

En paralelo, en el diario local “La Región” del que era colaborador, comencé a producir, realizar dirigir y redactar una página semanal dedicada al automóvil, que luego se convirtió en un suplemento de cuatro páginas y más tarde de ocho. En las fechas del rally el suplemento era de dieciséis o más. Ningún otro medio escrito diario de toda España había dedicado tal despliegue al “motor”, y por eso, el diario “La Región”, fue el pionero en toda España en hacerlo.

También, en alguna edición del Rally Rías Baixas, desde el diario “Faro de Vigo” me pidieron que hiciese algo parecido, y lo hice… desde Ourense. Es que pasan los años y sigo siendo un provinciano.

Cuando el semanario “Autopista” se puso en marcha en competencia “familiar” (los propietarios eran cuñados) con el otro semanario que existía, me buscaron durante unas competiciones en las que estaba participando, en el Jarama, y me designaron corresponsal en Galicia, tarea que llevé a cabo varios años.

Seguro que debido a la “prepotencia” que usted, don Marcelino, me atribuye, el diario “ABC” me incluyó entre los miembros del jurado de “El Mejor Coche del Año”, y ahí estuve hasta que, precisamente por ocuparme de la presidencia de la Unión de Radioaficionados Españoles, fui dejando todas estas actividades del periodismo, que ejercí desde la independencia y sin “colgarme” de la “Vía Fraga” para obtener la titulación, pues mi voz es poco armónica y muy perezosa a la hora de entonar el “Cara al Sol”, una de las “virtudes” que se precisaban para optar a la referida titulación, en aquellas fechas. La otra vía, la de matricularme en la Escuela de Periodismo, me pilló un poco tarde. De la Facultad de Ciencias de la Información ¡ni le hablo!

No lo quiero apabullar con todos estos datos, sólo hacerle comprender que, por haber ejercido la profesión durante más de 50 años, en paralelo con la fotografía y otras actividades que dejé cansado de luchar contra sobornos de funcionarios, tengo claro que quienes ejercen como ejercí yo la labor del periodismo, y critican, y critiqué, ellos o sus compañeros del medio en que trabajan, a todo lo que se pone por delante, han de aprender y asumir que ellos, y la forma en que ejercen su labor, está sometida a crítica. Usted, don Marcelino, también, pues no debe olvidar que su nómina la pagamos el resto de los españoles con nuestros impuestos.

Sobre diccionarios, escogí, intencionadamente, “Wikipedia”, porque el nivel de varios de los que estaba seguro que leerían mi comentario, es tirando a la formación que reciben de periodistas radiofónicos, como es su caso, que denomina “cónclave” a una feria-mercadillo de aparatos de radio, y “museo” a una colección de aparatos más o menos antiguos y en desuso. Usted, don Marcelino, y los que todas las semanas nos hablan de que si tal delantero centro tiene una gran “envergadura”, en vez de estatura, o que la “climatología” está afectando al espectáculo, en vez de la meteorología. Podría hacerle una relación de cómo ustedes (lo “suyo” del conclave es uno más) destrozan la lengua española, pero ya me estoy extendiendo en exceso y no estoy convencido de que usted, don Marcelino, a sus años que ya le aproximan a la vejez, esté en condiciones de humildad suficiente para dejarse influir por un prepotente como yo, anciano, al que un tipo que nadie sabe quién es ni qué relación tiene con la URE, porque el tal Inojosa no existe, redactó, hace 17 años, la misiva que usted, corto de argumentos, reproduce, como han hecho otros, con el fin de humillarme. Pues va usted, don Marcelino, de culo (perdóneme la expresión), ya que dada la categoría profesional de que presume, esperaba una mínima autocrítica en el sentido de que en Parla no se va a elegir a ningún Papa, y que eso de “Cómo estás…” es una notable falta de respeto a un entrevistado. Porque el tema que nos ocupa no es mi gestión de presidente sino su escasa capacidad profesional.

Mi gestión al frente de la URE viene a ser la de más duración de todos los presidentes y dirigentes que por allí pasaron, con cinco elecciones. Fueron 17 años y medio de gestión, con errores y aciertos, como cualquier otro.

Cuando usted, don Marcelino, nos acusa de “rayarle” (a sus años con lenguaje de chavales…) le ruego que a mi no me meta en esa descalificación, pues no recuerdo su presencia ni ninguno de sus tres indicativos entre los socios de la URE. Le habrán “rayado” los que me sucedieron. A usted, don Marcelino, no le debo nada. Y si usted era socio no recuerdo queja alguna por su parte.

Que la radioafición está en declive es un hecho probado, aunque en la entrevista pretenden hacernos creer lo contrario: En 1985 accedí a la Presidencia de la URE, más o menos con un censo de 12.000 socios y una deuda de 24 millones de pesetas sobre un presupuesto de 40; a los dos años se había zanjado la deuda, y poco tiempo después el censo de la URE alcanzó los 21.000 socios y el patrimonio los 150 millones de pesetas. Ahora, el censo es de unos escasos 6.000 socios. De los resultados económicos de mi gestión “vivieron” y siguen “viviendo” mis sucesores, cuyas posibilidades de acabar con el patrimonio “heredado” son tan evidentes como alarmantes, y sirva de ejemplo cómo se va a realizar el traslado de las piezas del pretendido “museo” a Parla o del que viene desde Cádiz. O cuando, a usted, don Marcelino, el entrevistado le dice que el “museo está abierto para quien lo quiera visitar, nos deja claro que no ha preparado la entrevista (mal profesional), y esto es, ahora que me cuenta que tiene indicativo y es radioaficionado (y además, socio de URE), mucho más grave y lamentable, porque si todo lo que me cuenta es cierto, no puede ignorar que ese pretendido “museo” no existe, que los potenciales visitantes tienen serios problemas de movilidad, los que puedan entrar, y los discapacitados están marginados. No hay “servicios” ni siquiera comunes para hombres y mujeres. El pretendido “museo” no figura en ningún registro.

Y, además, miente cuando dice:

“Por eso dejé la radioafición hace treinta años, porque me rayan ustedes”

Usted, don Marcelino, desde su estación y con su indicativo EA4 “spoteó” a la estación EA5AXZ en 7.107.0 a las 19:36 GMT el 15 de junio de este mismo año. Luego es falso que "dejase la afición hace 30". Y queda dicho que en la actualidad es socio de URE.

Sobre que Parla será el epicentro de la radioafición, de nuevo le veo, don Marcelino, despistadillo. Infórmese mejor y así podrá aportar rigor a sus entrevistas.

El concepto “cónclave” es lo que es (stricto sensu), y el uso adecuado del lenguaje una obligación de todo periodista radiofónico que se precie. No es cuestión militar el buen uso del lenguaje, sino de estudiar y preparar la entrevista, y, esas décimas de sentido común para aceptar la crítica de los oyentes, algo que a usted se le ha olvidado: que yo estoy al otro lado del receptor, y que tengo derecho a quejarme porque en su medio, como ya le digo anteriormente, la nómina la pagamos los españoles con nuestros impuestos. Y todo esto, sin perjuicio de si fui o dejé de ser presidente de la URE, y si un fantgasmagórico socio considera que mi gestión fue negativa. Porque su entrevista con el personaje sigue estando ahí, como muestra de falta de rigor profesional. (sensu lato).

Entiendo que al referirse al asunto militar quiso decir: Sensu lato y no "senso lato".

CONCLUSIONES:

En Parla no se va a elegir a un nuevo Papa.

No existe ningún museo de material de comuniaciones de aficionados registrado a nombre de URE.

En la sede administrativa de URE donde se expone la colección de equipos, los posibles visitantes no tienen servicios higiénicos. En consecuencia, nunca podrá ser autorizada una sala/museo abierta al público.

En esa misma sede, los discapacitados no pueden acceder.

Es falso que esté abierta al público.

Parla no va a ser epicentro de nada.

La feria es un mercadillo más de los muchos que se celebran a lo largo del año en España.

El radiofonista miente cuando dice que dejó la radio hace 30 años porque le "rayamos".

Al radiofonista no le gusta que le hagan crítica a su trabajo.

El radiofonista suelta latinajos pero no sabe latín.

El radiofonista utiliza para desprestigiarme un escrito bajo nombre supuesto, de hace 17 años, sin percatarse de que Julio de Inojosa y Pazos no existe y por lo tanto si no existe nunca pudo ser socio de la URE.

El radiofonista se olvida de que su nómina la pagamos todos los españoles con nuestros impuestos.

El radiofonista pretende discriminarme por ser anciano.

La entrevista, por su falta de rigor profesional, parece hecha por un "becario de agosto".

73.-

 

(Volver a QRX...)