SABER DISCULPARSE

HONRA AL QUE LO HACE

 

 

G. Belay.- EA1RF.

30/08/15

 

Recibo un nuevo correo, breve, conciso, y rápido:

Estimado señor G. Belay:
Tiene usted razón en todo. Le ruego mis disculpas.
Atentamente,

Le he contestado:

Estimado señor:
Disculpas aceptadas.
G. Belay.- EA1RF.

Confieso que a primera lectura entendí que era un sarcasmo. Luego lo pensé y me pareció sincero y suficiente.

He buscado en mi archivo y no encontré nada que tuviese referencia con ninguno de los tres indicativos de este colega. Tampoco con su nombre y apellidos, así que llegué a la conclusión de que, seguro que por razones profesionales, su ingreso en URE es posterior a mi gestión como presidente. Luego no fue correcto que me acusase de “rayarlo”.

Sí, hay constancia de su indicativo y también de su fotografía, en actividades de radio y en el foro de la asociación, con peticiones de ayuda por el tema de la instalación de antenas y los problemas con la comunidad, y un sincero ofrecimiento a realizar entrevistas en el programa de radio de cobertura regional en el que trabaja. Este último lo he capturado y añado a este comentario.

 

 

No trato de machacar a nadie, pero cuando se me acusa de “rayar” y cuando se lanzan frases tan categóricas como “dejé la radio hace 30 años…” y las pruebas de que está mintiendo son tan evidentes, bueno es que concretemos y sepamos hasta dónde lo que escuchamos de los profesionales radiofonistas, a diario, es información con los mínimos exigibles de rigor, o lo tenemos que tomar a título de inventario.

En todo caso este incidente ha servido para constatar, una vez más, el “desnivel” del secretario general; y pese a la experiencia profesional acumulada, a no discriminar a los ancianos y a asumir la crítica, especialmente, cuando la nómina la pagamos con nuestros impuestos todos los españoles.

Bueno, todos menos los que reforman sedes con dinero negro.

73.-

NOTA: Los números (stricto sensu) no tienen plural.

 

(Volver a QRX...)