ASUNTOS TRATADOS

Y ACUERDOS ADOPTADOS

 

G. Belay.- EA1RF.

25/06/14

En sustancia ese debe de ser el contenido de un acta: “asuntos tratados y acuerdos adoptados”. Un acta sólo la puede redactar la persona que la normativa designa para esa función. En la URE, el fedatario es el secretario general cuya atribución es levantar las actas de las asambleas generales, de las reuniones de junta directiva y de las comisiones de garantías y electoral. Las del PLURE le corresponden al secretario del Pleno, así como las de los consejos y secciones a los respectivos secretarios de las mismas. El secretario redacta el acta haciendo constar el lugar, día y hora, así como los asistentes, y a partir de ahí, asuntos tratados y acuerdos adoptados, siempre siguiendo el Orden del Día. Lo que no está en el Orden del Día no existe.

El texto resultante se presenta al presidente del órgano de que se trate, y éste le da o no el visto bueno, pero no puede modificar ni una coma de ese texto. En la inmediata reunión, el secretario da lectura al texto y si alguien entiende que no recoge los asuntos tratados y los acuerdos adoptados, puede formular objeciones. Las objeciones se incluyen como añadido o nota marginal al acta, pero nunca pueden modificar un texto, y si el secretario se niega a tener en cuenta la objeción, entonces el presidente tiene que someter a votación si se acepta que conste como nota marginal o no.

Por vía de anécdota, en una asamblea extraordinaria de la URE, en 1981, el secretario redactó un acta copiada literal de una grabación. Se trataba de poner en evidencia a un socio. Durante creo recordar que 6 meses, la revista fue publicando el acta utilizando unas 5 ó 6 páginas en letra muy pequeña. En la siguiente asamblea pretendieron que “todos la habíamos leído” y por lo tanto se daba por conocida. Un socio dijo que no, que pese a ser copia literal de una grabación, sospechaba que se había saltado algo para salvar algún error de algún directivo… Se armó un revuelo enorme, pero el socio se mantuvo en sus trece. Entonces el secretario general dijo que bien, pero intentó que su lectura fuese sustituida por otra grabación que ni siquiera era de su voz, sino la del tan traído y llevado estos días, Juan Martín. El socio, otra vez, exigió sus derechos y con malos modos el secretario general procedió a leer el acta. La sala quedó vacía y todos se fueron a fumar un cigarro. Todos menos el socio en cuestión. La duración estimada de la lectura (tiempo de la cinta) estaba en nada menos que ¡¡¡siete horas!!!

Al cabo de dos horas de pesada lectura, un emisario del presidente (o quizás del vicepresidente que era el que mandaba de verdad sin dar la cara, o sea: Fernández, ea8ak) vino a parlamentar con el socio incómodo (porque resulta que ya era incómodo a los 50 años) a fin de que, si cedía en la lectura, ellos retiraban el acta. ¡Valiente estupidez! Si deciden retirarla no hay que leerla y los socios ahí no tenemos nada que decir… y la retiraron y pasaron 33 años y esa acta no fue aprobada por ninguna asamblea.

Para que se entienda cómo un solo socio puede poner patas arriba a una prepotente directiva, añadiré que pretendían que se aprobase un nuevo estatuto que ellos presentaban; como había un montón de enmiendas y varios textos alternativos, su estrategia era relevarse en la Mesa de la Presidencia, aguantar, y cuando de madrugada los asistentes tuviesen que irse para tomar trenes o estar en sus trabajos el lunes, ahí, quedarse ellos y aprobar lo que les convenía. Las 7 horas de la lectura del acta no estaban contempladas en su estrategia, y a partir de ahí y de las intervenciones de algún socio totalmente desconocido, se vinieron abajo, dimitieron y convocaron elecciones.

Aquel socio que plantó cara contra la prepotencia de unos dirigentes, dos años más tarde sería elegido presidente de la URE, y sí se puede decir que arrasó en las urnas.

Volviendo a la actualidad, si repasamos el texto de la última asamblea general encontramos esta solemne chorrada:

“Detalla las gestiones ante la Casa Real para el uso de EAoJC durante nuestro concurso.”

¡Vale! ¿Dónde está lo que se detalla para que todos los socios lo conozcan? Se les ha olvidado. Acostumbrados a mutilar los textos aquí se les ha ido la mano. Y supongo que donde dice “Casa Real” querrá decir “Casa del Rey” que es el organismo ante el que se hacen las gestiones. La casa real no existe mas que en el mal uso del idioma de algunos periodistas.

Sobre el “éxito” del acuerdo de que los socios exentos pagasen la cuota básica, el resultado es lamentable y pasan por los datos sin que ningún miembro de la asamblea rompa una lanza por estos socios. De 86 socios exentos no contestaron 51, pidieron la baja en URE 14, habían fallecido 4 y únicamente 17 se mantienen aunque el redactado dice otra solemne chorrada:

“Se han quedado como numerarios”.

No, no se han quedado: ¡Siempre fueron numerarios con todos sus derechos! Y aquí, los 47 miembros de la asamblea presentes, otra vez callados. ¡Cómo se pueden tirar a la calle a 65 socios de edad avanzada y escasos recursos económicos, sacar pecho presumiendo de superávit y premiar a nadie con cruceros! ¿Quién es más importante: un socio numerario de toda la vida o un empleado? Antes de pedir la exención de cuota ¿cuántos años han estado pagándola? ¡Y no se les cae la cara de verguenza!

Otra chorrada: Cuando pretenden justificar la incorporación del nuevo secretario general, dice el acta que una de las razones es:

… principalmente el compromiso con la Asociación”.

Sería el colmo que el recién incorporado no partiese de la elemental base del “compromiso” con la Asociación, pero si tal cuestión es su “principal” baza a tener en cuenta, vamos de culo, pues para todos los socios el compromiso con la Asociación se les supone en el momento que pagan la cuota anual.

El secretario general saliente dedica al resto de los dirigentes otra puya:

“Lamenta la dimisión en el seno de las secciones (33 dirigentes) no siendo un buen ejemplo con la Asociación”.

Buena cagada, si señor: el primer mal ejemplo el de quién lo aupó a la Secretaria General, un tal Enrique Herrera Arce, ea5ad, ya que fue la primera y menos justificada dimisión. ¿Y los otros 33 que dejaron sus cargos en las secciones? ¿Quién es el secretario, que abandona la Secretaría General, para juzgarlos? ¿Y qué hay del artículo 30-a del RRI?

Dice: “El secretario general tendrá las siguientes funciones: a) La custodia de los libros de actas y la documentación de la URE.”

Desde las elecciones del 2011 ¿cuántos documentos están siendo filtrados para que otros los divulguen? ¿Dónde está la responsabilidad del secretario general?

El último pretende, una vez más, taparme la boca:

Pero… ¿qué dice esta carta personal, que tras las elecciones del 2004, envié al presidente de la URE? Bastante elemental: los consejos territoriales no tienen por qué sostener con la economía de “sus” socios los gastos que genere ni el presidente ni el secretario del Pleno, de la misma manera que los respectivos consejos no cargan con los gastos de los presidentes que formen parte de las comisiones de garantía, electoral o de cuentas. Sí, bastante elemental; y dentro de las reformas que pretendía impulsar desde el Pleno, esa era una. Pero mi presencia estorbaba porque ya por aquellas fechas se trataba de ocultar a los socios lo que venía ocurriendo con la tan cacareada “visa-URE”, y nuestro personaje, el lameculos y portavoz oficioso del colectivo, disfrutaba con el titular de la misma de putas y timbas en los hoteles de congresos y asambleas. Y ahora se viene a dar el pico con el ex secretario general, el de “Hacienda somos todos”, el de los “boletines oficiales”, el “abro la sede cuando me sale de los cojones”, el de “cállate payaso que te parto la boca”, el que en la Comisión de Garantías desprecia a los socios… ¿A esto se dedica al personal administrativo de la URE, a buscar documentos que puedan ensombrecer mi imagen ahora que pasaron más de10 años? ¡Inútiles, chapuceros, incompetentes!

En cuanto a la subida de la cuota en 2.000 ptas. es cierto que se hizo en la última AG que presidí, pero en aquella asamblea mi presencia fue testimonial. Mis sucesores tenían previsto suprimir el FONSURE y subir 500 ptas. el recibo anual, pero las 1.500 ptas. del FONSURE se mantendrían, así que la subida era de 2.000 ptas. Eso lo explicaron y tras la explicación hubo un intenso debate y se produjo una votación con el siguiente resultado: 70 votos a favor de la supresión, 55 en contra y 1 abstención. La masa de los votos estaba en Porter Felip (qed) EA5BD, presidente del CT de la C. Valenciana, gran amigo de todos y apoyo básico para los acuerdos de aquella asamblea. La subida real de la cuota suponían alrededor de unos 25 millones de las antiguas pesetas para el presupuesto del 2003 sobre el presupuesto del 2002. A mis sucesores no hay duda de que les dejé una asociación saneada y holgada en lo económico, algo que nunca antes había ocurrido. Así que, en esa carta pesonal al presidente lo que hago es reclamar que ese dinero se administre con cordura. Mal sabía lo que estaba pasando.

Tratar de distraer la atención del socio con estas filtraciones, cuando ya es público y escandaloso que esté probado que las actas del PLURE no se publiquen en su literalidad, y que el presidente de este órgano reconozca que se está “trabajando” en ellas de manera que los socios conocerán una versión que no es la verdadera, hay que pensar que las actas de las reuniones de Junta Directiva están siendo, también, presuntamente manipuladas, y lo que al socio se da a conocer no es lo mismo que consta en el acta. ¿Y qué es lo que se oculta al socio? Pues para saberlo hay que solicitar por vía ordinaria (a través del presidente de cada sección) día y hora, desplazarse a Madrid, y leer el libro de actas… en el caso de que estén sentadas, y de no ser así, tener paciencia y esperar que te llamen… un año de estos.

¿Y las de las Asambleas? Más de lo mismo. Se aprueban sin proceder a su lectura previa, y luego el secretario general, presuntamente, sienta en el libro lo que le viene en gana. ¿Alguno de los asistentes ha visto el libro de actas en una Asamblea? Porque es preceptivo que esté allí, con todas las actas sentadas.

Pero ¿y el informe del auditor de cuentas? Decía alguien en el foro (incluso el lameculos) que los auditores auditan lo que se les enseña… y citaba me parece que a Bankia. Yo podría citar a Pescanova, y en ambos casos las auditoras no son modestos profesionales ni la URE presenta la complejidad de estas dos compañías, pero el hecho probado es que el auditor de la URE afirma que no hubo variaciones en la composición de la Junta Directiva, y resulta que de cinco miembros variaron el presidente, el vicepresidente y el interventor, y al final están las firmas de los directivos… ¿Se equivocó el auditor o le dieron información presuntamente manipulada?

Dicen en mi tierra: “Deus nos libre d’un xa foi”. Cierto, que nos libre de algo que ya fue, y por lo tanto no tiene remedio. Pero esto a los que hacen el avestruz no les preocupa y con votar “sí a todo” se acomodan a su conciencia. Y ya no digamos aquellos que acomodan su voto a la amistad con tal o cual directivo, traicionando a quienes le eligieron y a la Asociación. Y presumen de demócratas y de honestos. Ahora mismo entre los adictos al “régimen” no hay el mínimo cabreo porque se haya conocido que las actas del PLURE (ni siquiera se sabe desde cuándo) estén siendo “trabajadas” y que se sepa de forma tan escandalosa todo este teje-maneje, sino que lo que preocupa es quién ha filtrado la información. ¡Acojonante: ya decía yo que se la estaban meneando a un muerto!

NOTA: Añado esta nota porque estoy recibiendo llamadas telefónicas, y me dicen que a estas alturas Méndez, ea9cd (en minúsculas por su escasa talla social) aun no ha dimitido tras los vergonzosos correos divulgados; también me apuntan que es cierto que hay que localizar de inmediato al filtrador... pero para concederle un Botón de Oro y premiarlo con un crucero por el Caribe. Del que se la está pelando en al ataud hay múltiples versiones, aunque la mayoría interpretan que es un tal Pedro... otros el lameculos en su presunto piso de Torremolinos... y no faltan los que señalan al desvergonzado de los correos. Pues como la imaginación de cada cual es libre, cada cual que piense lo que quiera. Lo que está claro es que el tío no para.

(Volver a QRX...)