AGUAS Y PIRATAS

 

02/junio/2015

G. Belay. EA1RF

 

En la Unión de Radioaficionados Españoles están que no les cabe un garbanzo en el culo, quizás no les quepa al presidente y al secretario general, si se trata de ser más preciso: Al parecer ya saben que el presunto pirata que desbloquea las marcas de agua de los indicativos de los socios que descargan la revista, es un revoltoso de Málaga, muy conocido por sus simpáticas peroratas en radio/internet. Si fuese cierto lo anterior estarán “tocándose” el garbanzo y preparando la vía judicial, pues se comenta que tal hecho constituye delito.

Delito es piratear un programa/herramienta de los muchos que utilizamos en nuestros ordenadores, porque estos programas están registrados y por lo tanto tienen una licencia de autor que hay que respetar. El problema es que cuestan una pasta gansa. Y otro problema es que no es lo mismo que el programa lo piratee un particular que no lo use para comerciar, que una entidad por ejemplo como la Unión de Radioaficionados Españoles, para diferenciar un producto con una marca de agua. Entonces, metidos en la vía judicial, lo primero que la URE tiene que acreditar es que en la fecha en la que el revoltoso desbloqueó la marca de agua de la revista, disponía de la oportuna licencia del programa que permite esas marcas. ¿Disponía de ella o es un programa pirata? ¿La URE? ¿Pero no es esta entidad la que está pretendiendo recuperar la condición de "utilidad pública"?

En la URE se manejan varios programas informáticos que están bajo licencia, y para disponer de ellos primero hay que comprarlos. La URE no es un particular sino una entidad asociativa. En mis ya pretéritos tiempos, que yo sepa y quizás porque todo empezaba en ese mundo, no recuerdo que se comprase nada. En la actualidad y vistas las cuentas de estos años, no se especifican cantidades para este tipo concreto de inversiones, y sería necesario que algún miembro del Pleno o de la AG, en vez de “tragar” y votar a todo que “”, se hubiese molestado en preguntar si los programas informáticos que los administrativos de la URE manejan, disponen del correspondiente número de licencia y cuánto se ha gastado en cada uno de ellos. No estaría de más que el tesorero mostrase las facturas de compra… si las tuviesen, claro, que esa es otra.

Porque no se podría acusar a nadie de piratear los productos de la URE, si la URE no pudiese mostrar las facturas de los programas que sus administrativos manejan a diario, porque entonces llegada la hora de la ya mentada “vía judicial” el denunciado podría ser a la vez denunciante, seguro que con una pata de palo, pero el presidente de la URE, no menos pirata con un parche en un ojo, y el asunto llevaría añadido el desprestigio de alguien dedicado a la docencia de muchachos. ¡Cuidado, pues, que esto de ver la paja en ojo ajeno cuando en el propio hay una viga, suele salir caro!

(Volver a QRX...)