LA RATONERA

 

 

 

 

Sobre las 10:30 de la noche recibí una copia del audio de la reunión de la Comisión de Garantías, y armado de paciencia y de cierta intriga por conocer cómo se desarrolló, me puse a escucharla. A los pocos instantes ya tenía una cosa clara: Así, no. Igual me da que hubiese dos votos de anulación del acuerdo sancionador de la Junta Directiva, y uno a favor. Así, no. Porque lo escuchado y que ya está recorriendo todos los estamentos de la URE y de su periferia, es un claro, nítido e intolerable ataque (valga el cuartelero vocabulario de Salvador Bernal Gordillo) a la imagen de la URE y va en contra y desdoro de sus fines.

A los cinco minutos de escuchar el audio no cabe otra cosa que suspenderlos. A todos.

EL PRESIDENTE

Ejerce la “auctoritas” aquella personalidad o institución, que tiene capacidad moral para emitir una opinión cualificada sobre una decisión. Si bien dicha decisión no es vinculante legalmente, ni puede ser impuesta, tiene un valor de índole moral muy fuerte. El término es en realidad, intraducible, y la palabra castellana "autoridad" apenas es una sombra del verdadero significado de la palabra latina. (Wikipedia).

El presidente, al no estar determinado un miembro de la CG que esté por encima de los otros dos, es quien tiene la responsabilidad de dirigir las deliberaciones. La metáfora del traje que le sobra y de los zapatos de payaso no es casual, sino un reflejo de la realidad. La Presidencia de la URE le viene grande, como el traje, como los extraños pantalones.

La “auctoritas” no se consigue ni con gritos, ni lloriqueando, ni haciéndose la víctima de mis ataques: Mirad que malo es Gonzalo que se mete conmigo. La autoridad se gana sabiendo ejercer el mando, por convicción, por reflejos, por control, por capacidad intelectual, por seriedad, por saber encajar la crítica. Del presidente apenas se escuchan sus balbuceos lloriqueantes, no ejerce, no modera, no pinta nada tras más de 2 horas y media de despilfarro de medios.

De lo único que uno se va enterando es que no permite que comience la reunión hasta que “llegue el abogado”. Nadie ha pedido su presencia, así que no es el abogado que asesora a la URE, es el abogado que asesora a la JD para joder a un socio. Para colmo de desdichas y con el ánimo de presionar a los 3 miembros de la comisión, el presidente informa que “la instrucción del expediente la hizo el abogado”, con lo que además de dejar en ridículo al SG, Bernal, pone en evidencia al profesional ya que la instrucción está mal hecha de principio a fin, y no por incompetencia del abogado, sino porque se ve obligado a desarrollar la instrucción sin conocer la verdad. Por otro lado, si la JD tiene derecho a formalizar un expediente contra un socio que denuncia sus andanzas en la URE y fuera de la URE, pagando con el dinero de todos la minuta del profesional, el socio, que tiene los mismos derechos que la JD, ha de disponer, pagado por todos, de otro profesional que lo defienda en justa equidad de medios. Porque, en cuanto que sacamos del área societaria nuestros criterios de interpretación, y buscamos a profesionales, la indefensión del socio está servida.

No le valió de nada la presencia del abogado, que, en una fase de su corta intervención y en referencia a que los miembros con voto deben de respaldar el acuerdo sancionador de la JD (acuerdo que redactó él, claro) se escucha que dice: “Yo doy mi punto de vista, que puede estar equivocado”. ¿Qué observó en los dos miembros de la comisión que se oponían a la resolución sancionadora? ¿Expusieron algún argumento que le “aconsejó” esfumarse de la reunión? ¿Se encontró con dos personas que venían bien asesoradas en Derecho?

He visto a Herrera en una AG, en un Congreso y en una segunda AG. Se puede perdonar la falta de experiencia en la primera, es intolerable lo que hizo en el primer Congreso, y queda señalada su incapacidad para presidir la URE en la segunda AG. Ahora, y después de escuchar cómo se desarrolló la reunión de la CG, el bochorno es inconmensurable y le sobran pantalones por todos los lados. Es un absoluto inútil. Es un bochorno para la imagen de nuestra Asociación.

Primero, Herrera, se impone el orden de intervenciones sobre el recurso, para lo cual se tienen que ir leyendo las argumentaciones del recurrente, algo que no se hizo en las 2 horas y media de reunión: ¡Ni una sola vez se lee algo del recurso! Mientras el que tiene la palabra expone sus criterios, los demás escuchan. Y esto es así porque el que habla merece como mínimo ser escuchado y para eso ha sido convocado y elegido; y, los demás, vienen obligados, siquiera por respeto, a estar callados. Como el SG no respeta a nada ni a nadie, Herrera tiene que advertirle y recordarle que está allí para levantar un acta de los asuntos tratados y los acuerdos adoptados; la presencia del presidente de la URE es la voz de la JD, así que al SG, si no es capaz de contenerse, se le pone un bozal.

Como no sabe presidir, como el cargo le viene grande, no fue capaz de ponerle el bozal al SG; tampoco de imponer su autoridad a los demás que se sobremodulaban en un guirigay espantoso, y con estos mimbres mal podemos esperar que se haga nada que se parezca a un cesto.

Hay una cosa que se le escucha en alguna fase de la reunión: “Está muy claro, hay dos que rechazáis el acuerdo de la JD y uno que lo respalda, y punto pelota”. Y la amenaza como si de su permanencia en la Presidencia de la URE dependiese el futuro de la asociación: “Si esto no se aprueba dimito”. “¡Gonzalo ha hecho cosas para cogerlo y fusilarlo… pero por esto no!”, grita Comino, EA4ESK, que más adelante vuelve a gritar: “¡Soy el primero en reconocer que hay que echarlo!” “Ya le buscaremos otra cosa y ya está” (ea5ad) “¡Claro que se lo merece, cojones!” (EA4ESK)

Pues bien, si esta es la conclusión a la que llega el que preside, el SG levanta acta y hace constar ese resultado de anulación del acuerdo sancionador de la JD.

Ocurre que dos de los miembros dicen que no quieren eso, sino que se pronuncie el Pleno. En varias intervenciones, a grito pelado, parece que no, que los que se oponen al acuerdo quieren que conste que se oponen, pero al tiempo que se someta la cuestión al Pleno. El Pleno carece de atribuciones disciplinarias, la normativa es precisa: Si una de las partes no está de acuerdo con la resolución de la CG, el siguiente paso no está en el ámbito societario, sino en los Tribunales de Justicia.

Con un presidente medianamente vestido, con algún relejo mental que otro, se hubiese resuelto el embrollo, y a favor de respaldar el acuerdo sancionador de la JD. O sea: ahora mismo, yo no sería socio de la URE.

Lo explico: El presidente (si no fuese un inútil) hubiese dado la palabra a cada uno de los tres componentes de la comisión. Al SG, no, pues ya saben todos cuál es el acuerdo de la JD. Escuchados a los tres, ya se conoce qué criterio y en base a qué lo sostienen. Si dos se oponen al acuerdo y uno lo respalda, el presidente, en poco más de 15 minutos, tiene que aceptar lo votado. Pero, si los que se oponen dicen que se oponen pero que sea el Pleno el que se pronuncie, y el Pleno no tiene atribuciones, entonces tiene que requerirlos si es preciso hasta tres veces para que manifiesten su voto. Si insisten en que sea el Pleno, entonces el presidente ha de ordenar al SG que haga constar en acta que hay un voto que respalda el acuerdo sancionador de la JD, y dos abstenciones, por lo tanto, el acuerdo de retirada de la condición de Socio de Honor y la expulsión hubiese sido firme. La falta de reflejos del presidente y la desbocada actuanción del SG, hizo que en vez de estar al loro, estuviesen a quien gritaba y maldecía más alto.

Menos mal, que uno de los comisionados traía su criterio y su voto escrito, y pidió que se anexara al acta; y menos mal que otro, suscribió el anexo y lo firmó. Porque gracias a ese documento, el resultado de la votación es de 2 a 1, y esto ya no lo puede mover nadie. Si Herrera y demás directivos entienden que no es justo, ellos también pueden ir a reclamar sus derechos en sede judicial, pero si perdiesen, cuidado con quién paga las costas y el abogado.

EL SECRETARIO GENERAL

Pues no, Salvador Bernal Gordillo: la URE no es un cuartel; ni una taberna; ni una casa de putas. Usted, además de venir señalado (y bien señalado) por sus antiguos colegas de Ceuta, carece de respeto a la figura del presidente que es la voz de la JD, y al resto de los presentes y, ahora que circula la grabación, incurre en desdoro de la URE. La fraseología es intolerable, las veces que nos manda a todos a tomar por el culo es un bochorno para nuestra asociación, se caga en los muertos ¿de quién?, y está allí por culpa de “cuatro gilipollas”. A usted nadie le obliga a presentarse a un cargo y por lo tanto, a estar “allí”. Sobremodula a todos, intenta imponer sus criterios a grito pelado, desprecia, descalifica, insulta, intenta intimidar, está “salido” del tiesto con una verborrea, la mayor de las veces ininteligible, y está en uso de la palabra prácticamente en lo que dura la grabación. ¡Un bozal, es lo que usted necesita!

MARTINEZ, EA5ASU

Leyendo sus intervenciones en el foro de la URE, ya entendí que una cosa es mantenerse, con dignidad, en un criterio, y otra fundamentar la postura en el criterio de “la conciencia”.

Escuchada su escasa aportación al debate de la CG, cabe recordar que es un cargo electo y que nadie le obliga a presentar candidatura. Es cierto que no estamos obligados a ser expertos en Derecho. Sí, pero tampoco vale esconderse, cobardemente, detrás de eso de “la conciencia”. ¿Qué es la conciencia: atropellar los derechos de un socio? Cuando hay que pronunciarse sobre un acuerdo sancionador de JD, tiene que estar presente el principio contradictorio, y por lo tanto, a cada argumento del recurso hay que contestar con un contra argumento fundamentado en Derecho, y no en la conciencia. Porque la conciencia no aporta seguridad jurídica, que es de lo que se trata. La conciencia es para otra cosa, está en otra percepción. Dicen los expertos que “derecho es prueba”, y si en el anterior pronunciamiento se optó por respaldar el acuerdo sancionador de JD para no dejar en evidencia al moderador Rucadén Dávila, a ese criterio ya no se le puede dar la vuelta como si fuese un calcetín, y ahora que ya no me sirve, mi conciencia me pide que utilice el contrario. A las pruebas que acompañan al recurso hay que echarlas para atrás con otras pruebas, no con la conciencia. Y si no se pueden rebatir, entonces, en Derecho, se vota por el que demuestra que tiene la razón.

Así, señor Martínez, no se puede ir por el mundo. Usted asumió respaldar la autoridad del moderador del foro, saltándose los derechos de dos socios que acudieron a la CG en busca de amparo, y, ahora, pretender que su conciencia le dicta lo contrario es una indecencia. Con todos mis respetos y la estima que sabe que le tengo. Su reflexiva dimisión no me sirve: si ha de dimitir, dimita de todos sus cargos y tómese una temporada en la base social, para aprender que su conciencia no es un paquete de plastilina.

HURTADO, EA4DNO

Hizo bien asesorarse y traer su criterio y su posición, en definitiva su voto, escrito, y pedir que se anexara al acta. De esta manera, no caben dudas ni interpretaciones. Se equivocó pretendiendo que el Pleno respalde su postura. El Pleno carece de atribuciones en materia disciplinaria y todo lo que ahora haga, carecerá de consecuencias para la sustanciación del recurso. Y, sería lamentable, que por ese paso atrás, hubiese que acudir a pedir amparo judicial. Cierto que tendríamos para dos años, y mis posibilidades (o las de otros) de conocer el desenlace son más bien escasas. Eso también lo tendría que haber considerado. La justicia tardía no es justicia, y una condena, al nivel que se ha puesto esa justicia, sería un palo, pienso que para la URE, y por ello un despilfarro de dinero.

Cuando se manifiesta que se trae por escrito el criterio, y en consecuencia el voto, no hace falta más que exponerlo y dejar que el presidente Herrera le ponga un bozal al secretario Bernal. Si lo hace a la media hora, mejor; y si tarda dos horas, pues igual. Usted ha dicho lo que tenía que decir, ha entregado su voluntad por escrito y que hablan los demás y que digan o griten o insulten o falten al respeto lo que quieran: ya se cansarán.

Me estoy imaginando una reunión telemática de 25 personas, sin que se sepa cuántas están presentes en cada terminal y cuántas grabaciones simultáneas se están haciendo. Imaginemos a los miembros del Tribunal Constitucional decidiendo sobre el aborto o sobre los matrimonios homosexuales, en una reunión telemática. Imaginemos al SG Salvador Bernal Gordillo cagándose en los muertos de alguien, o mandando a tomar por el culo a media URE, o a los miembros del Pleno que no le den la razón…

Si en la URE no somos capaces de disponer de financiación para reunir a los órganos de gobierno, entonces lo que sobran son esos órganos. Si, para colmo, se reúnen para aceptar o rechazar el recurso de un socio, y no son capaces de hacerlo…

COMINO, EA4ESK.

Pues no, a mi no hay que fusilarme ni hay motivos sobrados para echarme de la URE. Hay unas normas, y si las infrinjo se me expedienta, se me escucha, y si no tengo razón se me expulsa. Pero en una reunión de un órgano de apelación como es la CG, no se pueden soltar discursos de ese tenor, porque ahora la grabación anda “suelta” y es el momento de exponer dónde están esos cientos de motivos para expulsarme. En un órgano de gobierno hay que moderar el lenguaje, evitar las groserías y aquellas palabras que puedan ser ofensivas para los presentes y para los ausentes. Y acusaciones que no se puedan probar.

La argumentación fue perfecta:

Hay un acuerdo de esta CG que refuerza el poder del moderador, y el moderador manifiesta por escrito que no borra los post porque estima que no incumplen la normativa. Consecuencia: la JD no puede sancionarme.

El presidente, ojo: “nos llevó al huerto en el anterior acuerdo, y ahora estamos pillados”. O algo así. Y, son asuntos personales que se tienen que sustanciar en los juzgados, y no en el ámbito de la URE, de la misma manera que cuando otro socio pretendió que se abriese un expediente, le contestaron que no, que eran cuestiones personales a sustanciar en un juzgado. La doctrina que nos impuso el presidente, sigue en vigor y nos venimos a enterar, ahora, que las resoluciones no pueden ser hechas por rencores, por antipatías, por odios y venganzas.

Me dice un amigo, que he metido en la “ratonera” a unos cuantos, que no saben por dónde salir, y que en la única puerta estoy yo, el ratón, esperando con un garrote. Sí, es cierto y la metáfora cuadra: Cuando recurrí una sanción del moderador, que ya estaba cumplida sin posibilidad de defensa, se le salvó el culo (no al moderador sino al presidente) con un acuerdo cuya acta no existe porque no está firmada por los miembros de la CG; me lo “tragué”, me puse fuera de la “ratonera”, con el garrote y aquello de que el que ríe el último ríe dos veces. Ahora, lo que aparentaba una cosa resultó que era un anzuelo para estar preparado para otra. Y el moderador, aun no se ha enterado de con quién se gasta los cuartos.

El problema de la grabación no es si se difunde o no se difunde; si está autorizada o no está autorizada; si hay una o cuatro. El problema es el contenido y lo que se dice, a gritos, en lenguaje tabernario, la falta de respeto de unos con los otros, la inoperancia del presidente absolutamente desbordado e incapacitado para ejercer el cargo, la imagen de la URE, el desdoro que supone para ella, el cachondeo generalizado de los comentarios. Pero sobre todo, la pena que da todo esto. ¡Tanto follón para taparle la boca a un anciano octogenario!

Es patético el tema del moderador Rucadén Dávila (me ahorro el indicativo por respeto a su fallecido padre), al que dicen que “lo mandamos a hacer puñetas”; o cuando Herrera dice: “Yo al moderador lo mando a tomar por culo”. O cuando alguien dice que por vía judicial no tenemos nada que hacer, que hay que resolver aquí. ¿Cuestión de conciencia?

VERGUENZA AJENA

La abundancia de expresiones innecesarias llega a estos extremos:

“Como la vez pasada Enrique nos llevó al huerto… si no hubiese pasado, ahora Gonzalo a la puta calle”. (EA4ESK)

“¿Estamos mirando por la URE o estamos mirando por pequeños detalles? Es que ha escrito que Enrique es un sinvergüenza.” (ea7sb)

“Jejeje: Aquí se perdieron 2 millones de pesetas.” (ea7sb)

¿Vamos a salvar la figura del moderador?” (EA4ESK sobre la anterior resolución)

“¡Si se hace lo del PLURE, Gonzalo a la puta calle, porque el PLURE está contra Gonzalo!” (EA4ESK)

(Se produce un silencio y se escucha cómo el presidente habla de una clavija de un equipo que le ha mandado a EA4ESK. Presión indirecta para intentar cambiar el voto)

“Esto no es una entidad jurídica… es una entidad privada” (no he conseguido saber quién dice tal chorrada ni a qué se refiere)

“Tú ya lo traías escrito…!" (ea5ad a EA4DNO)

“Tú no debías de estar ahí, pues eres parte interesada…” (EA4DNO a ea5ad)

“¡¡¡Yooo!!! Yo tengo que estar aquí porque soy el presidente." (ea5ad a EA4DNO)

“Yo estoy aquí por 4 gilipollas” (ea7sb) Se escucha que habla de su estado de salud y otras cuestiones personales. En algún momento se refiere a los incidentes de Zaragoza y a su condición de militar.

(Corte, suena un teléfono, parece que se alejan). Se escucha a ea5ad: “Hola ¿está Ramón..? ¡Ah, sí, está en la fiesta!” (Todo esto dentro de una reunión con un tema como el que se está tratando.

Con desprecio: “Al PLURE te van ir cuatro” (ea5ad)

“¡Tú no eres juez, ni yo, ni éste...!” (EA4ESK)

“Gonzalo (no se entiende bien) se pasea por el filo de la navaja... (parece que se entiende “es muy listo”). Tú dices: se está metiendo conmigo. Y el dice: eso está todo en Google." (EA4ESK)

“Me llama Enrique: ¡Esto está perdío..! (EA4ESK) (Evidencia de que sí es cierto que se llamaron unos a otros para presionar)

“Lo que no puede ser es ser juez y parte…” (EA4DNO)

“¿Qué hacemos con el moderador? ¿Lo mandamos a hacer puñetas?” (EA4ESK)

“¡Yo al moderador lo mando a tomar por culo!” (ea5ad)

“Por vía del juzgado no hay nada que hacer: cada uno una demanda. Hay que resolverlo aquí.” (puede que sea la voz del abogado)

“¡A mi no me presiona nadie!" (EA4DNO)

“Están ellos dos convencidos. Están manipulados.” (ea5ad voz aflautada)

“Enrique, que tú me presentaste a Gonzalo.” (EA4ESK)

“Yo lo llamé a él y no él a mi.” (EA4DNO)

“Es que no se fio de que nos mandaseis todos los papeles.” (EA4DNO)

“En el anterior expediente, Gonzalo me recusó, no lo olvides.” (EA4DNO)

“Está en contra de los dirigentes de la Asociación.” (EA5ASU)

“Después de EA1RF tenemos al “Rana”. Estoy de acuerdo con la sanción de la JD.” (EA5ASU)

“Son temas personales y no están de acuerdo con la sanción de la JD, EA4ESK y EA4DNO, que es lo que contempla el moderador.” (ea7sb en la redacción del acta)

“Me está buscando para que sea el presidente de la URE, y como no le sigo el juego…” (ea5ad)

“Un documento que no es público que es de un juzgado…” (ea7sb)

Son sólo algunas notas tomadas a vuelapluma, sin que estén en orden cronológico, omitiendo los continuos exabruptos, maldiciones, cagadas en muertos o desprecios tildando de gilipollas a 4… no se sabe bien si se refieren a los 4 de la CG o los otros 4 de la JD. Si alguna vez se puede justificar la aplicación del artículo 8-d del Estatuto de la URE, con las formas que aparecen en este audio y al haber sido difundido, no se salva ninguno de los cinco. Y no me sirve que alguno se desmarque dimitiendo de la comisión: hay que dimitir de todos los cargos, o quedarse y exigirle la dimisión al presidente y al secretario general, si es preciso mediante moción de censura. Todo menos escandalizarse y esconderse.

No sé si atreverme a una segunda escucha.

NOTA: No tengo la seguridad de que las frases sean textuales. He ido copiando y muchas veces tratando de escuchar entre un guirigay indecente, con ese lenguaje impropio de los componentes de un órgano de apelación de la URE. Pero no me habré equivocado mucho.


 

(Volver a QRX...)