CHAPUCEROS

 

 

 



En la última reunión telemática de la JD de la URE, destacan estos acuerdos:

“El presidente informa del resultado de las cartas enviadas a los socios que estaban en situación de baja voluntaria, a pesar de no obtener una respuesta masiva, se valoran positivamente los reingresos obtenidos, en cuyo objetivo se sigue insistiendo.”

Se deduce de esta información que el presidente Fernández, rey de la estulticia, esperaba que tras su primera carta como tal, “los socios que estaban en situación de baja voluntaria” habrían reaccionado “masivamente” reincorporándose a la URE. La diferencia entre esta pretensión y la situación inmediatamente anterior únicamente afecta a que ahora el presidente es Fernández y antes lo era Herrera. Parece que el estímulo para convencer a "los socios en situación de baja voluntaria” es que, el otro, al que todavía no se le han agradecido los servicios prestados, saliese corriendo por la cloaca de Monte Igueldo, 102. Como la respuesta no ha sido masiva, se valoran positivamente los reingresos obtenidos. Pues que me lo explique alguien: Porque tal cual está redactado este acuerdo aparenta que los pocos que han reingresado lo hacen por perder de vista al tal Herrera, y tampoco se puede decir que este colega fuese ampliamente conocido como para que le tuviesen tanta inquina "los socios en situación de baja voluntaria".

La otra cuestión es de libro: El acuerdo se refiere a “los socios en situación de baja voluntaria”, concepto inequívoco y que avala el escrito de amparo que envié el 17 de septiembre al Pleno de la URE, y que su presidente, José Antonio Méndez, EA9CD, resuelve inhibiéndose “por no cumplir la condición de ser miembro de esta asociación, puesto que solicitó la baja voluntaria el pasado 24 de mayo.”

La semántica no puede disfrazar las chapuzas. Según convenga, la JD se refiere a “los socios en situación de baja voluntaria” o discrimina con eso de “no ser miembro de esta asociación”. ¿En qué quedamos?

En mi solicitud de amparo hacía hincapié en las condiciones exigidas para el reingreso, que no son otras que la voluntad expresada en un correo electrónico, el QTH y número de cuenta bancaria. Así que todos "los socios en situación debaja voluntaria" que queremos reingresar (aunque no sea de forma masiva) basta con eso, y ni siquiera hay que dirigirse a un directivo, sino que basta con hacerlo a “tesorería” que es un departamento de la URE. La norma está acordada por JD y está en vigor sin que importe quiénes eran los directivos ni cuándo se tomó ese acuerdo. Está en vigor y anula todas las facultades que en esta materia pudiese tener el presidente. Visto y leído y releído el texto de la norma que está en la “web” de la URE, no aparece por lado alguno que se diferencie entre “los socios en situación de baja voluntaria” (que es mi caso y el de decenas) y la condición de “no ser miembro de esta Asociación” (que puede ser el caso la minoría de expulsados).

Lo cierto es que quien es baja voluntaria deja de ser socio; o debería dejar de ser socio, hasta esta nueva versión de los chapuceros miembros de la JD que al referirse a “los socios en situación de baja voluntaria”, de forma expresa e inequiívoca, establecen una nueva categoría de socio. Entonces, ocurre que, vuelvo a mi caso, soy socio en situación de baja voluntaria; además, me he dirigido a “tesorería” comunicando mi deseo de reingresar; además, tenía el recibo del año 2013 abonado en su integridad; además, la cuenta corriente sigue estando operativa, y, a mayores, informé a “tesorería” de la nueva cuenta corriente; además mi QTH es el mismo; y, visto todo lo que antecede y a todos los efectos soy un socio en plenos derechos al que se le cierra la puerta por pura y dura discriminación, porque el presidente Fernández, rey de la estulticia, se pasa por la entrepierna las normas en vigor de la URE, lo que motiva mi solicitud de amparo al Pleno como garante de los derechos del socio… y, el señor Méndez, debería de pensar un poco mejor esto de inhibirse porque, como ahora comprueba documentalmente, como mínimo soy “socio en situación de baja voluntaria” y por lo tanto, si soy socio, estoy en mi derecho de pedir amparo al Pleno que preside.

Nunca, los miembros de una JD de la URE han sido tan chapuceros e ignorantes como lo son estos, que exhiben toda su estulticia mientras aquellos que tienen la responsabilidad de poner coto a tanta basura se inhiben, no sea que vuelvan a pedir que dimitan como ocurrió hace poco con aquel recurso que, parece que soy el único en señalar los incumplimientos, también yo había presentado. Me ha defraudado Méndez, EA9CD, al que parece que lo que verdaderamente le preocupó fue señalar a Bernal, EA7SB, por sus follones de Ceuta. Y total, Bernal sigue estando en solfa en los boletines oficiales, su azarosa conducta en la URE, tanto en Ceuta como en Algecirtas, es harto conocida de todos; Galiana tiene todo su historial plasmado en unas actas de la Sección de Elche que da verguenza leerlas; Herrera con sus "asuntos personales" se ha ido por la cloaca de Monte Igueldo, 102; Paradell un cobarde florero que se escaquea de sus responsabilidades estatutarias; y, Fernández... hablaremos en su momento de Cantabria y veremos si le alcanzan las salpicaduras.

En otro aspecto de esta inhibición, he de recodarle al presidente Méndez, EA9CD, que no basta con decir que “no soy miembro de la Asociación”, sino que tiene que argumentar en contra de los argumentos expuestos en la solicitud de amparo. Porque ningún dirigente puede tomar decisiones en perjuicio de terceros sin argumentar en qué normativa se basa. Claro que al final todo se reduce a lo de siempre: “Esta es la URE y estos son los que la dirigen”. Y, me dice mi asesor jurídico que, si el amparo lo pido por vía judicial lo tengo ganado. Así que lo pensaré.

OTRA CHAPUZA

“La Junta Directiva acuerda dejar sin efecto la exención de pago de la cuota, aprobada en reunión de JDURE de fecha 18-2-1984, para socios pensionistas en condiciones especiales, por entender injusta la situación actual de muchos socios y el agravio que dicha exención supone para el resto de los asociados.”

Este acuerdo estaba en vigor y afectaba (en el año 1984) a bastantes socios, algunos perfectamente justificada su exención, y otros no tanto. Pero se respetó a lo largo de 30 años porque se dan dos situaciones:

Los que siendo personas mayores tenían rentas bajas, y por lo tanto no estaban en condiciones de soportar el gasto, pero… tampoco tenían otra actividad que charlar con otros colegas sin provocar una quiebra en el sostenimiento económico de los servicios básicos.

Y, entre aquellos que sí se aprovecharon de la norma, pero al ser, igualmente mayores, tampoco eran motivo de carga económica.

Muchos de ellos fallecieron y de la gente mayor que vamos quedando poco a poco iremos desapareciendo. Aquellos que estaban exentos (conozco personalmente a dos) en el momento en que les digan que van a pagar el recibo del año 2014 se darán de baja, pues no necesitan ni tráfico de QSL ni les preocupa la revista ni otra cosa que salir a charlar en los repetidores (si salen) o en las bandas de 40 y 80 metros. No necesitan para nada a la URE y se mantienen como socios por inercia y por cariño. Y a la URE le viene bien que estos socios estén ahí, pues forman un censo del que, cuando se va de “visita” a tal o cual institución, se saca pecho: "Somos 10.000 o somos 15.000 o somos 20.000."

Pero estos dirigentes, como los políticos, a la hora de recortar recortan por los más débiles y les están señalando de mala manera la puerta de salida, ya que los acusan de beneficiarse de una situación injusta y de agravio para el resto de los asociados. Aquí tenían que decirnos en qué se basan y qué y cuántos socios son los que se dirigieron a la JD para quejarse que es una situación injusta y de agravio.

Como son así de “generosos” añaden:

“En este sentido, se les dará la posibilidad de fraccionar la cuota tal como se viene haciendo con otros socios que lo solicitan, valorando y agradeciendo de esta manera el esfuerzo que no pocos socios realizan para el pago de sus cuotas y entendiendo que la situación actual exige de la colaboración de todos.”

Mensaje un tanto contradictorio, pues en la AG ordinaria del pasado junio, las cuentas se cerraron con un superávit significativo y de eso sacaron pecho los directivos, pero la “situación actual exige la colaboración de todos”. ¿Y esto? Además, según palabras del presidente Fernández, rey de la estulticia, tenemos el mejor tesorero que haya conocido… aunque, claro, cuando era vicepresidente del CT de Cantabria, debió de “conocer” a otro que se quedó con un pico de pasta gansa… pero de eso ya hablaremos. Por otro lado, y como queda patente, existen dos clases de socios: los que pagamos el recibo en enero y los que lo pagan en dos plazos. Según la normativa en vigor, si uno de los que pagamos en enero nos damos da baja voluntaria, no tenemos derecho a pedir la devolución de la cuota que resta; pero si el que se da de baja es uno de lo que pagan en dos plazos... se ahorra al menos un semestre. ¿Por qué no se exige que todos paguemos con las mismas condiciones?

CHAPUZA IMPRESENTABLE

Jon Ugarte, EA2TW, parece que es el líder de las activaciones y reconociéndole este mérito, la conceden el trofeo de “Expedicionario del Año”.

Antaño, cuando un socio se distinguía en actividades de radio (como es el caso de Jon) se le concedía un Botón de Plata o un Botón de Oro, o la distinción de Socio de Honor. Ya no me atrevo a citar Presidente de Honor. Si la distinción era más local, el Botón de Bronce.

Visto el Estatuto y el RRI, son las distinciones que están previstas y por lo tanto las únicas otorgables por los CC. TT. o por la AG, según los casos. Así que lo de “Expedicionario del Año” se lo ha inventado la JD que, con esta chapuza rebaja injustamente el mérito de un radioaficionado al que le correspondería un Botón de Oro, muy especialmente, si consideramos que al 90% de los que se van concediendo, nadie que no sean sus vecinos, conoce de verdad y el porqué se conceden.

El acuerdo dice:

“La Junta Directiva, a propuesta del vocal de Diplomas de HF, acuerda otorgar el trofeo Expedicionario DME del Año al socio Jon Ugarte Urrejola, EA2TW, en reconocimiento a su incansable trabajo y puesta en marcha de actividades en beneficio del resto de los socios.”

Y tendría que decir: “(…) acuerda proponer para que le sea otorgado por la AG el Botón de Oro al socio Jon Ugarte Urrejola, EA2TW, en reconocimiento a su incansable trabajo y puesta en marcha de actividades en beneficio del resto de los socios y radioaficionados en general.”

Porque de una activación se benefician los socios y los no socios de la URE, y estoy convencido de que Jon, cuando pone en marcha una de sus actividades no discrimina si los corresponsales son o no son socios.

NOTA: ¿Es cierto que ahora mismo hay del orden de DOS TONELADAS de QSL atascadas en Monte Igueldo, 102?

(Volver a QRX...)