DESBARAJUSTE TOTAL

 

 

 

El viernes 8 de marzo he recibido una comunicación del SG, por c. e. anticipándome la notificación por correo ordinario que se me hará el lunes 11, del acuerdo del Pleno de la URE de fecha 8 de diciembre del mismo mes y año. Me notifican que la Comisión de Garantías reunida el pasado 2 de febrero, acordó pasar mi recurso al Pleno, que se reunió, como queda dicho, el 8 y que acordó “por mayoría” archivar y cerrar el expediente disciplinario por “defecto de forma”. El SG dice: “En consecuencia, sigue usted siendo socio de la URE sin merma de sus derechos”.

MIENTE: Entre mis derechos está el acceder y escribir en el foro de la URE, y tal cuestión me está vedada “hasta el 12 de marzo”.

Imagino que desde el 8 de febrero al 8 de marzo, fue el tiempo que se tomó el secretario del Pleno para redactar el acta y así, que el secretario general tuviese las espaldas cubiertas para proceder a notificarme el acuerdo que comento. ¿Un mes? ¿Es necesario disponer del acta para ejecutar un acuerdo? ¿Desde cuándo esto es así? Los miembros de la AG acordaron hacer oficiales las normas del foro, pese a que conculcan la LODA, y estas normas se pusieron en vigor desde el momento de su aprobación. ¿Por qué, en unos casos (a conveniencia) es necesaria la existencia y aprobación de un acta y en otros no? Para que entren en vigor los acuerdos de la AG bastan 24 horas; ¿para que entren en vigor los acuerdos del Pleno hace falta un mes?

En la web de la URE y en la revista de marzo, la JD informa de varias reuniones, en una de ellas (3 febrero 2013) alude a la reunión de la Comisión de Garantías, que, al parecer, trató mi recurso contra el acuerdo de la JD de retirarme la condición de “Socio de Honor” y expulsarme. Hace un relato de lo ocurrido y pone en cuestión a dos de los miembros de la referida comisión. De la vergonzosa conducta del presidente y del secretario general, nada dice ni cuestiona.

En el acta correspondiente a otra reunión de la JD, de fecha 10 de febrero del mismo año (7 días después), además de rechazar un nuevo recurso que presento, “se solicita a presidente del PLURE para su publicación” el acta de la reunión de este órgano del 8 de febrero.

De lo que se deduce que la JD “mete prisa” al secretario del Pleno para que envíe el acta de la reunión del 8 de febrero, para publicarla, pero nadie “mete prisa” al SG de la URE para que presente el acta de la reunión de la CG de fecha 2 de febrero, acta que debiese ser prioritaria para conocimiento formal de los miembros del Pleno, porque en ella están (o debieran de estar) las claves del desarrollo de aquella controvertida reunión, y, entre otras claves, el texto escrito y anexado de la postura adoptada por uno de sus miembros y suscrito por otro.

¿Cómo es posible que se publiquen los acuerdos de las reuniones de JD del 20 de enero, 3 y 10 de febrero, y ahora el acta del Pleno del 22 de febrero, y no se haga lo mismo con la de la reunión de la CG del 2 de febrero y la del Pleno del 8 del mismo mes y año? ¿Qué se trata de ocultar?

Cuando quien conduce un vehículo tiene la mala fortuna, o la falta de pericia, que le lleva perder su control y salirse de la calzada, lo prudente y técnicamente aconsejable es y, antes de nada, retirar el pie del acelerador, en lo posible frenar y rezar para que el desbarajuste sea lo menos dañoso posible, para el torpe conductor y el resto de los que con él tienen la escasa fortuna de viajar. En el “bus” de la URE el conductor lo hace desde la duda y el revanchismo, y cuando se ha salido de la calzada sigue con el pie en el acelerador intentando conducir por los prados, por el monte o por el barranco, porque piensa que si él se descalabra, con él que se jodan todos, pues ya conocemos que “le importamos una mierda” o que “al moderador lo manda a tomar por el culo” o que el otro es "un hijo de puta".

Pero ¿quién conduce ese “bus”? ¿El presidente? ¿El secretario general? ¿El tesorero? ¿Los tres a la vez cada uno tratando de priorizar su revanchismo?

Me llama un socio y me pregunta si he autorizado a que se manipule mi perfil del foro de la URE. ¡Para nada! “Pues mira, que aparece esta advertencia: Razón de la sanción: Reincidencia en el incumplimiento de las normas de uso del foro."

¡No me lo puedo creer! Me conecto, entro en “perfil” y no aparece tal advertencia. Mi comunicante insiste en que a él sí le sale; entonces copia y me envía el texto. Sigo sin podérmelo creer: A mi no me sale y a otros sí; no sé a cuántos le puede salir esta advertencia, así que concluyo en que un “hacker” entró en la base de datos del foro y manipuló mi “perfil”. ¿Un “hacker” o un irresponsable? ¿Puede ser modificado mi “perfil” sin mi consentimiento? ¿Hacer pública de esta manera una sanción acarrea responsabilidad para el moderador o para el presidente de la URE? ¿Autorizó la AG este tipo de “añadidos” a una sanción en la que además se impone su cumplimiento sin opción a defensa?

El martes 12 de marzo se cumplen las 6 semanas de sanción de no escritura en el foro, que me impuso y me hizo cumplir, como siempre sin opción real a defensa, el moderador Rucadén Dávila. He recurrido a la JD con fecha 29 de enero, que desestima mi reclamación y me lo notifica el 11 de febrero (dejando que “pasen” días de sanción) por lo que el 12 de febrero interpongo nuevo recurso ante la CG. Esta comisión dispone de dos meses para reunirse y pronunciarse (art. 7 del RRI), así que hasta el próximo 12 de abril tiene plazo para hacerlo y resolver mi recurso. Pero las 6 semanas de sanción concluyen el 12 de marzo. Esto significa que por segunda vez cumplo una sanción impuesta por un moderador que lo hace a sabiendas de que recurra lo que recurra, y aunque logre que la CG me dé la razón, la sanción estará cumplida.

No tengo, a estas alturas del cumplimiento de la sanción, ninguna noticia de si la CG está convocada ni cuándo. Pero esos dos meses de plazo que fija el artículo 7 del RRI, estaban dentro de un contexto en el que la informática no estaba a la altura del Siglo XXI, ni la AG había modificado la normativa que permite reuniones telemáticas de los órganos de la URE. La JD se reúne casi a diario, pero cuando hay que joder a un socio, las convocatorias de los órganos que pueden tirar atrás los acuerdos sancionadores de la JD se dilatan en previsión de que, si al socio le diesen la razón, la sanción esté cumplida.

Mientras los derechos de los asociados son masacrados, un miembro del Pleno que se ha convertido en “salvapatrias” dice que en la reunión de este órgano del pasado 22 de febrero planteó el asunto de un socio que estaba condenado por un incidente con otro, habido en el foro. Pero, en referencia a otra reunión previa del mismo órgano, cuando le preguntan por las responsabilidades del presidente y del SG, por su conducta en la reunión grabada de la CG, dice que no dijo nada porque ese tema no estaba en el Orden del Día, y lo que no está ahí no se trata. Ante estos contradictorios y desconcertantes argumentos, deduzco que, si el asunto es para joder a un socio (por ejemplo, yo) entonces no importa si está o no en el Orden del Día; si el asunto a tratar es relacionado con la vergonzosa conducta del presidente y del SG, como no está en el Orden del Día, no se trata. (¡Aplausos! Si es posible, en inglés y con las orejas).

¡Tropa del carallo!

 

 

 

(Volver a QRX...)