"MISTER DJ"

08/marzo/2015

G. Belay. EA1RF

 

 

No conozco personalmente a Miguel, EC1DJ, si bien si sabía que era vocal de la JD de la Unión de Radioaficionados Españoles, que vivía en Vilagarcía de Arousa, que diseñaba QSL (por cierto: el Código Q no tiene plural) y que en alguno de sus últimos “post” del foro “Asuntos internos” se refiere a mi persona en términos de descalificación. Cierto que no es el único que lo ha hecho, pero insisto en que dentro del desconocimiento no alcanzo a saber en qué le he faltado al respeto. Ahora, curioseando por la “red” he visionado algunos videos de sus actividades en los colegios y en activaciones de indicativos especiales, nada diferente a lo que desde hace más de 40 años (que yo sepa) hemos venido haciendo otros con mejor o peor fortuna. También me “dicen” que “viene” de Madrid. Sobre divulgación en escuelas, colegios y universidades, a bote pronto recuerdo unas siete u ocho en las que acudí, como invitado, a dar charlas.

Todos somos dueños de nuestros actos, y, a veces, esos actos nos crean algún tipo de confusión a la hora de poner voluntad en explicarlos. Hace unos días en el ya citado foro de la URE, Miguel, EC1DJ, escribía:

Por desgracia cuando alguien no está de acuerdo con otra persona y se queda sin argumentos, que se entre en el terreno personal es lo más socorrido.

No es mi estilo.

A lo más que llego es a defenderme si se me ataca, y siempre usando la misma proporción, no me acuerdo de la familia de nadie por cualquier cosa...

Aclarar que soy EC1DJ.

Me ha costado muchos años tenerlo y estoy muy orgullosos de mi indicativo, no soy "DJ", ni "Dando Jamones", ni "DeltaJuliet" ni "Dillei"... ECO CHARLIE UNO DELTA JULIET".

Se supone que alguien lo ha confundido con EA1DJ o con EB1DJ, y por eso expone esta aclaración. Insiste en que no es ni uno ni el otro, pero deja claro que tampoco es “DJ”. Ahora bien, si llegamos a la firma de sus “post” nos encontramos con que allí sí dice que es “Mr. DJ”. Extraña aclaración para acabar firmando con unas siglas que dice expresamente “No soy DJ”, ni “Dando Jamones”, ni “Delta Juliet", ni “Dillei”… Tampoco queda claro el párrafo donde afirma que “no es su estilo entrar en el terreno personal” cuando alguien se queda sin argumentos, y añade que “a lo más que llego es a defenderme si se me ataca, y siempre usando la misma proporción”.

Está bien. Lo dice él y punto pelota, pero una cosa es lo que dice y otra lo que hace. Yo nunca lo he citado, al menos conscientemente, y nunca para descalificarlo o para atacarlo, pero sus alusiones descalificadoras a mi persona existen y es de cobardes hacerlo en un medio al que no puedo acceder para defenderme. Pero añadiré que su tarea con los niños y niñas se debería de apreciar en su justo valor, y quienes se la confiaron deberían de exigirle (a él y a todos los que se entregan a estas labores) un mínimo método de trabajo. Porque he visto un video en el que deja a una niña delante de una emisora de HF en un QSO, y así no se gana esa batalla. Cuando yo era niño, con otro cuya casa estaba situada a unos 100 metros de la mía, se nos ocurrió montar un “teléfono” con un carrete de hilo de coser y dos tapas de una caja de lata. Uno hablaba delante de su caja y el otro escuchaba con la otra caja en el oído. Como en las “pelis” de soldados americanos, decíamos “cambio”, y lo que era “micrófono” pasaba a ser “auricular”. Y lo curioso es que funcionaba, y uno de los dos, es radioaficionado.

A los niños no se les puede atosigar con una emisora de HF sino que hay que iniciarlos con unos “talkis”, jugando a la comunicación, de la misma manera que no se les enseña a leer y escribir con el Quijote o los episodios Nacionales de Galdós. Poco a poco, “Mr DJ”, con un mínimo de método pedagógico y mucha paciencia.

Miguel, EC1DJ, sorprende a propios y extraños con la renuncia a la vocalía, alegando falta de apoyo de la JD. En su “blog” va un poco más allá y cita a los posibles causantes de esa renuncia en términos de “pírrica victoria”, y entre su velada acusación se refiere a “cocodrilo” entre otros. Sigo sin entender en dónde me puedo haber equivocado citándolo como para establecer que soy motivo de su renuncia. No me siento involucrado en ninguna guerra personal para que me hablen de ninguna “pírrica victoria”.

Ocurre, que en paralelo, circula otra versión de los motivos de la renuncia que tiene que ver con algún tipo de denuncia de terceros en el Juzgado de guardia, que se han sentido ofendidos por sus comentarios y grabaciones, y que desde la JD de la URE no ha recibido el respaldo que esperaba o entiende que debe de recibir. En cualquier caso digo que de todos los líos en que pueda estar metido ni tenía ni tengo idea, ni ningún deseo de que le vaya ni bien ni mal. Y debo de insistir, y por eso insisto, en que además de no conocerlo personalmente, nunca se me ha pasado por la imaginación otra cosa que animarlo en sus actividades de radio y especialmente en la de las escuelas. Tampoco me pondré a llorar de pena por la renuncia sea cuál sea el verdadero motivo de ella.

A veces y sin apercibirnos de ello, acabamos de “salvapatrias”.

 

 

 

(Volver a QRX...)