VOCACIONES TARDÍAS

 

 

G. Belay.- EA1RF.

17/11/2016

 

En el foro "Ureanos" se ha creado un debate sobre el respeto a una determinada frecuencia, según unos, reservada a emergencias. Creo que lo están complicando todo.

La IARU Reg.1, ni la IARU como entidad observadora de la Unión Internacional de Telecomunicaciones en sus congresos, tienen capacidad para dictar normas ni mucho menos leyes. La URE, tampoco. ¿Entonces? Pues entonces, la IARU Reg.1, la IARU y la URE, carecen de capacidad coercitiva para imponer a terceros normas sobre el uso del espectro radioeléctrico, que están (estamos) sometidos exclusivamente a lo que nos imponen las leyes de nuestros estados y las que, de resultas de los convenios internacionales, estos hayan pactado.

Lo que nos obliga del Reglamento de Estaciones de Aficionado referente a emergencias es lo que está claro y diáfano en el artículo 30 que dice:

Artículo 30. Normas generales de uso.

La utilización de las estaciones y equipos de radioaficionado se ajustará a las siguientes normas:

3. Las estaciones y equipos de radioaficionado pueden ser utilizadas para la transmisión de comunicaciones en nombre de terceros solamente en casos de emergencia o desastre.

4.Todo titular de una autorización de radioaficionado vendrá obligado, a requerimiento de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, del Ministerio del Interior, a colaborar con sus medios radioeléctricos, en las bandas de frecuencias atribuidas al servicio de radioaficionados, para satisfacer las necesidades de comunicaciones relacionadas con operaciones de socorro y seguridad en caso de catástrofes.

5. Si un radioaficionado capta una comunicación de socorro deberá hacer lo posible para que dicha comunicación llegue cuanto antes a la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, del Ministerio del Interior.

No me vale lo que se dice en el artículo 2 en el último párrafo:

Para facilitar las transmisiones y evitar interferencias e incompatibilidades entre diferentes tipos de modulación de las emisiones se utilizarán, como norma general, los Planes de banda de la Unión Internacional de Radioaficionados (IARU) para la Región 1.

Y no me vale, evidentemente, porque no se refiere a emergencias sino a interferencias e incompatibilidades entre modulaciones.

Por lo tanto y solo en casos de emergencias catastróficas, y previa orden de la Dirección Gral. de Protección Civil, mi estación y mis conocimientos estarían formalmente a disposición de la autoridad competente, sin perjuicio de que, si llegase el caso, mi voluntad de servicio al prójimo haga que me pueda anticipar a esa posible orden, ofreciéndome dentro de su estructura, pero nunca montando un "belén" no se sabe bien para qué. Lo que no cuadra de ninguna manera es pretender que todos los días a todas las horas exista la obligación de respetar una determinada frecuencia del Servicio de Aficionados sin que se produzca previamente ninguna emergencia catastrófica, cuando ya la Administración del Estado dispone de su red de emergencia (REMER) y sus canales reservados exclusivamente para ellos; además de las respectivas estructuras autonómicas (en Galicia REGA); las de la Guardia Civil; las de las Policías Nacional y Local; las del Ministerio de Defensa, Cruz Roja...

En resumen: si no media una emergencia catastrófica, si no media un requerimiento formal de la Dirección Gral. de Protección Civil, mi licencia me permite operar en todo el espectro radioeléctrico reservado al Servicio de Aficionados, respetando el Plan de Bandas de la IARU Reg. 1 en lo que a posibles interferencias e incompatibilidades relacionadas con la modulación pueda suponer. Así que, aquellos colegas que sufran el síndrome del "agente 007" de vocaciones frustradas y tardías de policías, de bomberos, de militares... que se apunten a una ONG y vayan a esos puntos calientes donde todos los días mueren ahogados decenas de inmigrantes. Pero claro, ahí no es un asunto de postureo.

NOTA: En pocos días la URE celebra su congreso anual en Santiago. Desde las recientes elecciones la ebullición había descendido de nivel, y no hay mejor ambiente para una JD, que poder desarrollar un congreso después de una feria (IberRadio) con éxito de asistencia y tranquilidad. Es lamentable que un tipo que vive a cuenta de sus parientes de Galicia, que no da un palo al agua, que es un abuelete precoz que se mea por la zapatilla, se dedique a montar follones en vez de hacer radio, o emplearse a fondo en busar trabajo que ya sabemos que es difícil, pero que si estás dispuesto a doblar el espinazo, lo hay. Pues no: a albororar el gallinero, a amargarle la vida a los posibles asistentes al congreso, a desviar la atención hacia su persona, un deshecho de tienta, relativamente joven, que ya no sirve para nada. Quizás esperaba que la JD le proporcionase alguna tarea en el congreso y, como no se la ha confiado... pues eso, a enmerdar.

(Volver a QRX...)