¡¡¡GILIPOLLAS!!!

 

 

 

Reincidir en “matar al padre” es algo consustancial a los “herederos” de poca o ninguna laya. El primero que lo hizo, tras aquella “lacrimógena” despedida en el congreso de Ceuta en el 2002, fue, el ahora difunto Padín, cuando dijo: “Has sido para mi, mi segundo padre”. Y resulta que para aquellas fechas ya había metido mano en la caja registradora. Dos años más tarde me vino a buscar a Galicia para que me presentase a presidente del consejo y apoyase su candidatura. Me convencieron, mis “herederos”, y en el último momento envié la candidatura. Días después, cuando tomábamos posesión de los cargos en el Pleno, observé que mi presencia creaba cierto nerviosismo en los “herederos”, y escribí aquello de que no me gustaba "como caza la perrita”. El ahora difunto, Padín, debió de pensar: “¡Ostias: éste lo sabe todo!” Y empezó a conspirar para “matar al padre”.

Fueron pasando los meses y los años, duros para mi, e incómodos para ellos, al comprobar que aquellos que “heredaron” y se suponía que eran mis amigos y habrían de estar agradecidos, buscaban denodadamente desacreditarme, amargarme la existencia, aburrirme. Me fui de la URE, y en apenas un plis plás, emergió el primer dato inesperado: Dimisión del ahora difunto, Padín, por asuntos personales, y ocupación de la poltrona por Trujillo. Rumores abundantes y algunos datos precisos que me fueron llegando, confirmaron mi sospecha de que el nerviosismo que provocase mi presencia al frente del Pleno, estaba justificado. De ahí en adelante, el escándalo de las subvenciones, de los viajes, del trapicheo de equipos, de documentos falsos… Y la primera lección: Matar al padre acarrea dos consecuencias: la primera, que el “padre” por anciano que parezca, puede que no se deje matar; la segunda, que si hay mierda por más que se trate de ocultarla, el pestazo no hay quién lo esconda.

Padín ha fallecido y dejó contaminados a unos cuantos, sobre todo, a aquellos que votaban sí a todo en el Pleno, y lo ayudaron a (como él decía) “meterme el cuerno”, y también a los miembros de la Asamblea que callaron, cobardemente, algunos, y, otros, aplaudieron. Descanse en paz.

Este sucinto recuerdo de aquella situación, debería de ser un ejemplo de lo que no se debe de hacer. Pero estos que están ahora, que nos llaman a los socios gilipollas, no tardaron en demostrar que eso de “matar al padre” les queda corto: al padre, al hermano, al primo, al tío… y ya, desde el primer momento, Galiana, ea5by, intenta descabalgar a Rosales, EA9IE, del equipo que desde Las Palmas iba a participar en un concurso de ámbito mundial. Claro que el líder de aquel equipo era Manolo, EA8ZS, y vino a decir algo así como: “En mi casa, el que dice quién entra o no entra, soy yo” y Rosales “entró” tal cual estaba previsto, y el único que quedó en evidencia, fue Galiana.Galiana

No se conformó con salir trasquilado por pretender mandar en la casa de los demás, y, ya desde las poltronas, propuso el cese como “chek point” de Rosales, EA9IE (esto se llama odio) de la ARRL, para ser sustituido, nada más y nada menos, por él mismo. ¡Toma ya! Es que en esto del DX son todos unos caballeros. O eran… hasta que llegaron los niños de papá y los trepas.

No sé hasta dónde Rosales, EA9IE, era el “padre” a matar; o el “hermano”, o sólo un obstáculo para lograr ese fin de que Antonio Galiana Cubí (ea5by) sea conocido en el mundo mundial como ultrachequeador de QSL; mañana entrará otro, y como venga del DX hará lo mismo. Lo que sé es que, al tiempo que Galiana se aplicaba en su revanchismo, otro del DX, Enrique Herrera Arce, ea5ad, entraba en modo de ultracabreo porque la anterior JD, a la que le debía 5 votos más otros 40 añadidos, había firmado unos contratos laborales con los empleados de la URE, que suponían que en caso de despido, habría que pagarles una indemnización, a mayores de la que les correspondiese, de 10.000 € por año de antigüedad. Y fue directamente a por ellos, los expedientó, los expulsó, y ahora están en los tribunales. ¡Aplausos! Aquí “mató” a 4 padres de una sentada.

Como espectador que soy de todas estas gilipolleces, me manifesté en contra de todas ellas, desde las intolerables de Galiana, el peor representante que podemos tener chequeando nada, tras sus conocidos antecedentes de Elche (vergonzosos episodios), a los expedientes de los ex directivos, ya que, cuando se suscribe un pacto por el bien de la URE, aunque sea una cagada, como el de Zaragoza, aquellos que son los principales y directos beneficiaros, son los que tienen que ser consecuentes y respetarlos. Pero no, Enrique Herrera Arce y Salvador Bernal Gordillo (ambos expedientados y expulsados de la URE, y reingresados después en base al pacto cagada) ahora presidente y secretario general, lejos de ser consecuentes, han ido a por los otros como ya dejo dicho, y, en cuanto que escucharon mi voz discrepando, vinieron a por mi: “Vamos a joder a este otro padre, que es el que nos falta” se dijeron.

Lograron que la Comisión de Garantías respaldase un acuerdo sancionador totalmente injusto; y pretendieron otro segundo acuerdo, no menos injusto, pero esta vez salieron laminados, porque al menos dos de sus miembros no tragaron y dejaron claro que en el primer caso se habían equivocado. Como estos dos miembros de la CG se sintieron presionados, pidieron amparo al Pleno, que se reunió y ratificó la postura de los citados y por lo tanto, el acuerdo de “matar al padre” que había tomado la JD, quedó anulado.

Como son absolutos incompetentes, no se les ocurre otra cosa que ir a por los dos miembros que no aceptaron sus deseos, de la CG, y para que la gilipollez sea “cum laudem” se quieren cargar en el mismo “paquete” al presidente del Pleno, que con poca experiencia pero con cierto coraje, tampoco “traga”. Y nueva reunión del Pleno, nuevas votaciones y la JD otra vez sale laminada.

Mientras todo esto se va desarrollando, Pardeiro, ea4re, escribe en el foro de la URE que una vez que la CG ha rechazado la sanción de retirada de la condición de Socio de honor, y expulsión, con que mis putos amigos me habían pretendido “matar”, queda establecida una doctrina en el sentido de que cualquier incidente que se produzca en el foro, si está relacionado con el presunto incumplimiento de alguna ley, está fuera de la jurisdicción del moderador y de la JD, y por lo tanto, se ha de sustanciar en sede judicial; y, aquellos socios (como es mi caso) que estén cumpliendo alguna sanción del tipo de “no acceso a escritura” queda anulada y el socio ha de recuperar sus plenos derechos. Y tiene razón, y en este sentido me he dirigido a la JD, que, como cabe esperar de aquellos que “llegaban” a hacer las cosas bien para ser un referente de honradez y transparencia, no me contestan y dejan pasar los días sin convocar a la CG, de manera que, si en algún momento lo hacen, la sanción, como ocurrió en la vez anterior, ya estará cumplida y el daño material, al privarme de un servicio básico, será irrecuperable.

A este “padre”, como a otros muchos, se le puede intentar putear, e incluso, puede que lo logren. No aspiro a cargo alguno, y por razones personales, tengo pocas posibilidades de poder mirarles a los ojos; ellos, cuando concluya este absurdo contencioso, estarán de la mierda que vienen generando hasta las cejas, condenados al desprecio social más absoluto de la historia de la URE.

Porque como somos gilipollas estamos haciendo buenos a los que les antecedieron. Y, de mi, sólo se librarán el día que palme.

 

 

NOTA: No pretendo descalificar a nadie llamándole "gilipollas", sino dejar claro que aquellos a los que a voz en grito, la JD, nos llama gilipollas en el desarrollo de una reunión de un órgano de la URE, tenemos sensibilidad y derecho a sentirnos agredidos.

(Volver a QRX...)

.