LISTA NEGRA
VS
UTILIDAD PÚBLICA (I)

25/marzo/2015

G. Belay. EA1RF

 

En algún sitio he leído que la Junta Directiva de la Unión de Radioaficionados Españoles, ha tomado el acuerdo de volver a solicitar la condición de “asociación de utilidad pública”.

Me parece buena idea y no voy a entrar en cómo se perdió esa nominación, ni en quién falsificó mi firma (que reproduzco para desmemoriados), ni mucho menos en las impresentables subvenciones de viajes que al final acabamos pagando todos en lo económico y lo no menos importante, en la imagen, ni tampoco en el intento previo y fallido de la directiva de Trujillo, EA7MK.

Todo eso ya es historia pasada (frase del secretario general) y mejor olvidarla, aunque claro, el funcionario que tenga que ponderar si la URE es una asociación que por sus fines pueda ser declarada de “utilidad pública”, a la hora de preparar el informe en esta época de tecnología, empezará por poner el nombre de la asociación en un “buscador” de internet, donde reunirá información suficiente para leer unos cuantos días, información que puede partir de terceros o directamente de su “web” oficial o simplemente del foro ”asuntos internos”, de donde hay bastantes hilos (sustanciosos) en los que se puede navegar por ellos sin mayores dificultades, y entre ellos, los conocidos “post” de los “pretorianos” filofascistas, en los que piden la expulsión directa y sin posible defensa de los que piensan diferente a ellos, de manera que la URE se reconvierta en una asociación de escogidos (según su particular baremo), algo que ya viene siendo, al existir una “lista negra” excluyente y anticonstitucional.

¿Lista negra? Sí, y para que no quede duda, la encabeza el que esto escribe, que además de la ya difundida carta del presidente Pedro Fernández Rey en la que me trata con evidente desprecio y me niega el reingreso, sin otro argumento que, traduciendo a lenguaje de andar por casa es un “no me sale de los cojones”, pues no hay base estatutaria para tal negación, están circulando de manera intensa dos actas y un extraño e irregular informe, presuntamente enviado a los miembros de la Comisión de Garantías, que comprende las dos actas de reunión de junta directiva que no aparecen como llevadas a cabo en la información que se difunde al socio, y que incluyen alusiones a mi persona, de situaciones inexistentes, falsedades de bulto, y de cara a las sanciones que se imponen, falta absoluta de explicación de la norma transgredida. Explicación imposible, pues no existe norma alguna que determine ningún tipo de restricción de publicación de fotografías de personas relacionadas o no relacionadas con la asociación en la "web" de la URE..

Las dos actas de las reuniones de junta directiva de fechas 18 y 20 de julio del 2014, contienen en sus pocas líneas bastantes errores de redacción, falsedades y acuerdos irregulares, pero para colmo de desdichas y vergüenza de quién las redacta, circulan otras versiones que, o bien han sido intencionadamente manipuladas sin variar el sentido de lo que en ellas se dice, o bien vistas las barbaridades ortográficas y la lamentable imagen que de la URE en ellas se difunde, apresuradamente se procedió a una nueva redacción que, al decir lo mismo, incurre en todas las falsedades que luego analizaremos (documentalmente) y en el ya conocido “te sancionamos porque nos sale de los cojones”.

Necesariamente este tiene que ser un informe extenso y por lo tanto fraccionado. Es más, para poder comprender la dimensión de los errores, los lectores deberían acudir a anteriores informes que bajo los títulos: "Derechos civiles" (ir), “Chapuceros” (ir), “Rey de la estulticia” (ir) y “Problemático, yo” (ir), están en esta “web”.

Comenzaré por la última “cagada” (recuerden los lectores, que son como lo patos patagónicos: cada pisada una cagada) que nos puede dar una idea del estado de paranoia en qué se encuentran: El socio que quiera descargar la revista correspondiente a abril, podrá observar a poco que sepa de informática, que las descargas del PDF son nominativas, de manera que además de quedar registrado el socio que la lleva a cabo, si la difundiese, llevaría su identificación en cada página al incluir el indicativo de su emisora. Habría que asesorarse de si tal cuestión está contemplada en la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD). Esto además de absurdo puede ser un lastre para el funcionamiento del “servidor” por saturación de descargas, pues insisto, son descargas individualizadas.

El absurdo es notable: Mañana, todos los socios dispondrán de un ejemplar en papel que les llegará a sus respectivos QTH; cualquiera puede digitalizar todas las páginas o parte de ellas, y difundirlas sin mayores cortapisas, entre otras razones, porque la revista la ha pagado como servicio básico con su cuota anual, y como propietario de un ejemplar está en su derecho a darle el uso que quiera, incluso a regalarla. ¿Qué diferencia hay en difundir una revista digitalizada a una descarga en PDF? Tan dueño es el socio de la que descargue como de la que le llegue a su QTH en edición papel, y si al difundir toda o parte de ella del ejemplar descargado se incluye el indicativo del socio que la descargó, ¡ojo! porque pueden estar incurriendo en una infracción al dar a conocer un “fichero” sin la autorización del socio cuyo indicativo apareciese en el PDF.

Ya tenemos, por lo tanto, un dato que le puede llegar al funcionario del Ministerio del Interior, que tenga que componer el informe sobre la posibilidad de conceder, o no, la condición de “utilidad pública”. Porque una asociación que restringe y controla por medios informáticos a sus asociados, y excluye a terceros que puedan verse afectados, la información que viene obligada a difundir en sus soportes divulgativos, nunca puede ser considerada de “utilidad pública”.

La primera, en la frente. No necesito molestarme en enviar este informe al Ministerio: tengo la sospecha de que más de un lector, cabreado con determinadas cuestiones, lo hará. Y una vez que alguien brujulee por los entresijos de la URE, aparecerá el informe de Zaragoza, los casos de las Diputaciones de Alicante y Cádiz, toda la mierda que se puso en marcha para cargarse a la directiva de Trujillo, EA7MK, en la que fue protagonista de presencia inconmensurable, el actual vicepresidente, Bernal, EA7SB. Eso sí: dirán que la culpa es mía.

(continuará)

NOTA INFORMATIVA: La Asamblea General tendrá lugar en Parla, el próximo día 30 de mayo, en la Casa de la Cultura. Está previsto que comience las 10:00 horas en primera convocatoria y en segunda a las 10:30 si no hay "quorum". El Pleno se celebrará el 29 en el Hotel NH de Parla, a las 18:30 horas en primera convocatoria y media hora más tarde en segunda si no hay "quorum". La reserva de habitaciones se hace directamente en el hotel. El precio 49 € con desayuno e IVA. (Pudiese ocurrir que, para llevarme la contraria, se alterasen las previsiones).

 

 

 

(Volver a QRX...)