¿MAS MIERDA..

para la URE?

G. Belay.- EA1RF ----------------------------------------------------

(3 febrero 2014)

 

En el apartado “Noticias” di cuenta de una inspección de Hacienda que le estaban haciendo a una agencia de viajes. Los motivos de la inspección se refieren a facturas de algún directivo de la URE, de reservas de billetes de tren o avión, hoteles… cuyos originales sólo pueden estar en los archivos de la URE y las copias en la agencia que expide las facturas y, si se quedó con ellas, en manos del directivo. Por la naturaleza de estos documentos no cabe ninguna posibilidad de que terceras personas tengan esta información.

La Inspección no abarca otra documentación que la que se refiere a la URE, y es de hace más de un año, por lo que se produce tras el acceso a la Presidencia de Enrique Herrera Arce.

En URE y a lo largo de la historia, se han empleado diversos sistemas de abono de gastos a los dirigentes, partiendo de un deseo de transparencia que, por otro lado, no siempre se ha conseguido. En este caso y según lo que he podido indagar, el dirigente utilizaba los servicios de la agencia para aquellos gastos previsibles, y para los no previsibles, imagino que la tarjeta VISA o directamente en metálico. Este sería el sistema:

El dirigente tiene que desplazarse desde su QTH a Madrid, lo hace por ferrocarril, se hospedará en un determinado hotel, y le encarga a la agencia que le gestione los billetes y la reserva del hotel. La agencia realiza las reservas y se las entrega al dirigente que parte de su QTH con todo lo previsible, hecho. La agencia factura (primer error) al dirigente, y por lo tanto el DNI que figura allí es el del dirigente. El dirigente presenta la factura a la URE (segundo error) y ésta le abona el importe (tercer error). Finalmente, el dirigente paga el importe de la factura a la agencia (cuarto error).

La agencia tendría que facturar a la URE porque es quien tiene que pagar los gastos del dirigente. Al facturar al dirigente va dejando un rastro de movimiento de dinero del dirigente que a todos los efectos fiscales son gastos de su patrimonio familiar, que no se corresponden con sus gastos reales, pues son gastos de la URE, y, por ejemplo, el IVA aparecerá como satisfecho por el dirigente cuando en realidad a quien corresponde pagar (y quien lo paga) ese impuesto es a la URE. El cúmulo de errores de este sistema de recuperación de gastos realizados es evidente.

Pero ¿qué es lo que investiga la Inspección de Hacienda? Aun con todos los errores y sin perjuicio de que sea el dirigente el que consta como cliente de la agencia, si las facturas están pagadas y el IVA también y la agencia se lo ha repercutido a Hacienda, no acabo de encontrar los motivos de la inspección. Pero la inspección existe y si existe inspección es que, previamente, existió denuncia.

Es muy probable que la agencia tribute por bloques. Y es impensable que se haya denunciado a ella misma. O que el denunciante pueda haber sido el directivo/cliente. Queda la hipótesis de que la denuncia haya partido de alguien de la JD de la URE pues es difícil encontrar otras personas que tengan acceso a esa documentación. En esta hipótesis (presunta en todo caso) alguien de la JD habrá estado revisando esas facturas (¿con qué ánimo?), habrá encontrado alguna irregularidad fiscal y decidido presentar la denuncia a título personal. O de acuerdo con el resto de directivos. O facilitar los documentos a un tercero que lo haga.

En la AG ordinaria del año 2011 se preguntó por mis liquidaciones, y contestaron (creo que fue el interventor, además del contable externo) que todas estaban conforme a derecho y que incluso en su momento habían sido objeto de una inspección de Hacienda motivada por una denuncia, que no había encontrado nada irregular. Así consta en acta. Entonces no cabe duda de que mis liquidaciones fueron revisadas (con la intención que fuese) y en virtud de ello contestaron a las preguntas formuladas en la asamblea. Entonces… parece que aquellos recién elegidos directivos sí buscaron entre la documentación (¿con qué ánimo?) de unos y otros, y si no encontraron nada irregular en mis liquidaciones, parece que en las de otros ex dirigentes, sí, y no es descabellada la hipótesis (insisto en que presunta) de que pueda, la denuncia, haber partido de dentro. Eso no lo podemos saber. Pero ¿cuál es el fundamento de la denuncia? No lo sé, pero igual alguien me llama y me lo cuenta. Porque este asunto lleva algo así como año y medio cociéndose en secreto y empieza a ser conocido desde que apareció en el apartado de “Noticias” de esta “web” el pasado 22 de enero, y, si la hipótesis (insisto que presunta) estuviese cercana la realidad estaríamos ante una venganza urdida desde "la URE de todos", para satisfacción de uno, consentida por el resto de los componentes de la JD y, desde ese 22 de enero, con el silencio cómplice de los miembros del Pleno que no hay noticias de que se hayan preocupado de preguntar nada.

Digo yo que tiras de un hilo y una vez más te encuentras con (presuntas) miserias humanas; vamos, y dicho en términos escatológicos: te encuentras con la mierda, porque habrá alguien que vuelva a decirnos aquello de para lo que me queda en el convento…. Pero con bastante mierda relacionada con la URE, que perjudica de forma lamentable la imagen de la asociación siempre embadurnada por las venganzas personales.

NOTA: Lo correcto y en virtud de la transparencia pregonada por la JD, sería que aquello que sé y que por ahora no puedo contar, lo contasen ellos (o los otros). Pero ya se ha comprobado que en el lugar del editorial de la revista se incluyen noticias y fotos, de visitas muy cordiales a los funcionarios de Teleco, para decirnos como gran noticia que se ha congelado el asunto de los indicativos de una letra, de tal manera que en vez de ser noticia la URE es noticia la FEDI-EA y el incombustible “Sam”. ¡Hay que ser gilipollas!

 

 

(Volver a QRX...)