¡VAYA MIERDA DE CANDIDATO!

 

 

 

 

G. Belay.- EA1RF.

26/06/2016

 

 

 

Felices estarán los vencedores de las recientes elecciones, bien por haberse aupado a las poltronas, bien porque las impugnaciones de los afines puedan haber prosperado y se tengan que repetir. El caso de Andalucía es un ejemplo de “fair play”, pero al revés. Uno de los candidatos, EC7AT, se queja de que se difundan en los foros comentarios sobre su honorabilidad, por el hecho de impugnar los resultados, al producirse nada menos que 87 votos nulos sobre un total de 256 emitidos en un censo de unos 1.000 socios. Su hipótesis consiste en que esos 87, de haber sido emitidos correctamente, hubiesen sido para él, que con los 60 que obtuvo le hubiesen aupado a la poltrona territorial.

Si esa fuese la aritmética, y si los votos no fuesen declarados nulos por la mesa electoral, habría que esclarecer cuántos eran para él y cuántos para el otro, pues raro sería que todos fuesen para el candidato perdedor. Y flaco favor le viene a hacer con la impugnación a los socios de la URE de Andalucía, al crear un cierto morbo, suficiente para que más de uno volvamos la mirada hacia esa comunidad en la que nada menos que 87 socios de 256, demuestran su incapacidad para hacer bien, algo tan elemental como participar en unos comicios.

Pero lo extraño es que de los 1.000 (más o menos) socios que residen en Andalucía, haya más de 700 a los que le venga a dar lo mismo “Guatemala que Guatapeor”, que directamente “pasen” de los candidatos, que cualquiera de los dos vienen a ser una “mierda” de candidatos. Porque ambos resultan ser presidentes de Sección, y se ha de dar por hecho que el 100% de los socios de sus respectivas Secciones se habrían molestado en votar por ellos, y, a mayores, alguno de alguna otra Sección con los que puedan empatizar. El fracaso de los dos, sin perjuicio de si uno logró 107 votos y el otro 60, es estrepitoso con sólo recordar los más de 700 que los mandaron a tomar por donde amargan los pepinos. Y todo esto podría haber pasado desapercibido, si el perdedor no hubiese levantado la liebre con la impugnación, bien por propia iniciativa, bien por iniciativa de los que le animaron, desde las poltronas de MI, primero a presentarse (para hacer el ridículo) y después, con esos resultados y esos 87 nulos, impugnar.

¡Vaya una mierda de candidato!, visto lo visto, pero mucho más mierda acaba siendo, al empezar a descubrirse que el candidato impugnante no asistió al acto electoral, no se preocupó para nada de cómo se desarrollaban las votaciones, porque siendo como es un presidente de una Sección de la URE de una capital de provincia, priorizó su presencia en una comida de entrega de premios de otra asociación, a los comicios de la asociación de la que es dirigente y en los que era uno de los dos candidatos. ¿Cómo se le puede reprochar nada a los más de 700 socios de la URE de Andalucía que no se involucran, si uno de sus dirigentes y candidato a presidirlos, “pasa” olímpicamente del acto más relevante de la asociación de la que es dirigente, en Andalucía?

Y, encima, va e impugna. ¡Mierda de candidato!

Así le va a la URE.

 

(Volver a QRX...)