NULOS DE PLENO DERECHO

 

 

29/09/2014

 

 

DE LO QUE ES PÚBLICO Y DE LO QUE ES RESERVADO

El Pleno de la URE lo componen 20 presidentes de Consejo, y es un órgano de gobierno cuyos fines son el control del Ejecutivo y garantizar los derechos de los asociados. Es un órgano asambleario y por lo tanto sus sesiones son de acceso público (como las asambleas generales) para todo asociado que quiera presenciarlas. Por vía de ejemplo tenemos las reuniones del ejecutivo del Estado (gobierno) y las de los Plenos y Comisiones de los Parlamentos. Las del ejecutivo son reservadas y a sus miembros (ministros) se le exige juramento y secreto oficial, pero a las reuniones de los parlamentarios salvo determinadas excepciones, no hay secreto y son públicas con el único límite de la capacidad de la sala en su parte reservada al público. Tan es así que se retransmiten en directo por TV. Es más: la Conferencia de la IARU estaba siendo retransmitida en directo estos días, y se podía acceder a ese evento desde la “web” de la URE.

Expuesto lo anterior, cuyo conocimiento es elemental al menos para los 20 miembros que componen el Pleno, en el Orden del Día que redacta el presidente de la URE (sin conocimiento del secretario del Pleno) para la reunión presencial del inmediato día 4 de octubre, se aprecian varios y notables (además de inconcebibles) reconocimientos de incumplimiento de las normas que impone el Estatuto, y que obligan no sólo a los asociados, sino que también y fundamentalmente, a los dirigentes.

Recordemos:

Diferencias en el procedimiento entre la aplicación de normativa vigente y acuerdo de JD.”

Dicen en Derecho que “confesión de parte no necesita prueba”, y es palmario que el propio presidente de la URE reconoce en el enunciado de este punto que él ordena que se incluya en los temas a tratar, que existen diferencias entre la aplicación de la normativa vigente y los acuerdos de JD. Si existen diferencias es que los acuerdos de JD no se toman con arreglo a lo que impone la normativa vigente. Esto es motivo de baja en URE. (Artículo 12 - b. Son deberes de los asociados: Cumplir los mandatos de este Estatuto... etc.)

Procede otro recordatorio, esta vez relacionado con la normativa vigente externa:

Ley Orgánica del Derecho de Asociación:

Artículo 2. Contenido y principios.

1. Todas las personas tienen derecho a asociarse libremente para la consecución de fines lícitos.

4. La constitución de asociaciones y el establecimiento de su organización y funcionamiento se llevarán a cabo dentro del marco de la Constitución, de la presente Ley Orgánica y del resto del ordenamiento jurídico.

5. La organización interna y el funcionamiento de las asociaciones deben ser democráticos, con pleno respeto al pluralismo. Serán nulos de pleno derecho los pactos, disposiciones estatutarias y acuerdos que desconozcan cualquiera de los aspectos del derecho fundamental de asociación.

Entonces, todo lo que se acuerde por parte de un órgano ejecutivo de una asociación legalmente constituida, tiene que estar con arreglo al contenido y principios de la Constitución, de la LODA, y del resto del ordenamiento jurídico, y los pactos, disposiciones estatutarias y acuerdos que desconozcan cualquiera de los aspectos del derecho fundamental de la asociación, son nulos de pleno derecho. De lo que se deduce que todo aquello que se haya acordado fuera del ámbito de la última modificación del Estatuto registrada en el 2011 es nulo de pleno derecho.

¿Lo han entendido, señores miembros del Pleno? Y si es importante que lo hayan entendido más lo es que lo apliquen, y de no hacerlo, que dimitan de sus cargos por cobardes en la defensa de los derechos de los asociados y el control del Ejecutivo.

FILTRACIONES ¿QUÉ FILTRACIONES?

En cuanto a las filtraciones de lo que es el Orden del Día o los debates o las actas, les recuerdo a los celosos miembros de la JD, a su ignorante presidente y a su no menos ignorante secretario general, que aquello que es público no es susceptible de ser filtrado. Al contrario, esconder, como se ha venido haciendo, las actas de las últimas reuniones es hurtar un derecho al asociado por parte, precisamente, del secretario general de la URE, ya que por lo que se va conociendo, es ahí donde las actas han sido bloqueadas.

En los medios informativos, últimamente, se habla y se comenta sobre las corruptelas de los cargos electos, que en la medida que las compensaciones (a la economía sumergida de los partidos y de sus cargos) se agrandan, dejan de ser corruptelas para ser auténticas mafias. Lo que se escucha en ciertas grabaciones entre un empresario y una alcaldesa, o sobre la familia Pujol y el propio presunto patriarca, nos resulta a los ciudadanos del censo inconcebible por las cantidades de dinero que se mueven y terminan en sus “butxacas”, y el descaro con que estos tipos y tipas se mueven. Pues la diferencia entre lo que ocurre en la URE y lo que afecta a políticos y partidos es, sencillamente, que en la URE se mueve lo que se mueve. Porque ya hemos visto lo que ocurrió entre el 2003 y el 2005, y en la actualidad cómo el “amiguismo” prioriza sobre el deber de control del ejecutivo y la defensa de los derechos del asociado. Recordemos (¡qué pena: con qué facilidad nos olvidamos de la realidad!) a un miembro de la Comisión de Garantías, que antes de reunirse para tomar un acuerdo sobre un recurso de un asociado, ya tenía decidido que, por ser “amigo” del presidente de la URE apoyaría el acuerdo sancionador de la JD. Eso es “amiguismo”, y como tal, el comienzo de una corruptela: No importan los derechos del asociado sino la conveniencia de la JD. ¿Hasta dónde, con esta descarada línea de conducta, se puede llegar? Pues dependerá de lo que haya en juego. Unas veces será el apoyo a una sanción y otras trincar, si se tercia, pero la inmoralidad es manifiesta.

DEBATE ESTATUTOS

En el foro de la “web” oficial de la URE hay un feroz debate sobre qué estatuto está en vigor, si el aprobado en AG y registrado en el Ministerio del Interior en el año 2011, o el que le da la gana al ínclito e ignorante secretario general, que ya ha puesto en marcha a más de un “palmero” y de cuando en cuando a algún “pretoriano” para que hagan ruido a su favor. Intentan llenar el debate de confusión aportando PDF de la revista, pero a fecha de hoy estos “palmeros” del Pardeiro no han sido capaces de aportar ninguna copia del estatuto que dicen que está en vigor, con el visado del Ministerio del Interior, donde conste que ha sido registrado, con la fecha y su correspondiente número de registro. Porque, volviendo a la LODA, resulta:

Artículo 16. Modificación de los Estatutos.

1. La modificación de los Estatutos que afecte al contenido previsto en el artículo 7 requerirá acuerdo adoptado por la Asamblea General convocada específicamente con tal objeto, deberá ser objeto de inscripción en el plazo de un mes y sólo producirá efectos, tanto para los asociados como para los terceros, desde que se haya procedido a su inscripción en el Registro de Asociaciones correspondiente, rigiendo para la misma el sentido del silencio previsto en el artículo 30.1 de la presente Ley.

Las restantes modificaciones producirán efectos para los asociados desde el momento de su adopción con arreglo a los procedimientos estatutarios, mientras que para los terceros será necesaria, además, la inscripción en el Registro correspondiente.

2. La inscripción de las modificaciones estatutarias se sujetará a los mismos requisitos que la inscripción de los Estatutos.

¿Requisitos? ¿Cuáles? Pues éstos:

Artículo 30. Régimen jurídico de la inscripción.

1. El plazo de inscripción en el correspondiente Registro será, en todo caso, de tres meses desde la recepción de la solicitud en el órgano competente.

Transcurrido el plazo de inscripción señalado en el párrafo anterior sin que se haya notificado resolución expresa, se podrá entender estimada la solicitud de inscripción.

Pueden haber ocurrido dos cosas, que lo hayan enviado al Registro y el Ministerio haya contestado (que parece que no) o que lo hayan enviado y el Ministerio no haya contestado, en cuyo caso estaría aprobado por silencio.

O que no lo hayan enviado y por lo tanto el Estatuto en vigor es el que estaba publicado en la “web” y el que estaban enviando a los nuevos asociados. O sea: el del año 2011.

En el artículo 16 de la LODA se refieren al artículo 7…

Pero ¿de qué va el artículo 7 de la LODA? Veámoslo:

Artículo 7. Estatutos.

1. Los Estatutos deberán contener los siguientes extremos:

a) La denominación.

b) El domicilio, así como el ámbito territorial en que haya de realizar principalmente sus actividades.

c) La duración, cuando la asociación no se constituya por tiempo indefinido.

d) Los fines y actividades de la asociación, descritos de forma precisa.

e) Los requisitos y modalidades de admisión y baja, sanción y separación de los asociados y, en su caso, las clases de éstos. Podrán incluir también las consecuencias del impago de las cuotas por parte de los asociados.

f) Los derechos y obligaciones de los asociados y, en su caso, de cada una de sus distintas modalidades.

g) Los criterios que garanticen el funcionamiento democrático de la asociación.

h) Los órganos de gobierno y representación, su composición, reglas y procedimientos para la elección y sustitución de sus miembros, sus atribuciones, duración de los cargos, causas de su cese, la forma de deliberar, adoptar y ejecutar sus acuerdos y las personas o cargos con facultad para certificarlos y requisitos para que los citados órganos queden válidamente constituidos, así como la cantidad de asociados necesaria para poder convocar sesiones de los órganos de gobierno o de proponer asuntos en el orden del día.

i) El régimen de administración, contabilidad y documentación, así como la fecha de cierre del ejercicio asociativo.

j) El patrimonio inicial y los recursos económicos de los que se podrá hacer uso.

k) Causas de disolución y destino del patrimonio en tal supuesto, que no podrá desvirtuar el carácter no lucrativo de la entidad.

¡Casi nada! Se trata de las normas básicas del contenido de un estatuto para que sea inscrito. Pero ¿dónde está el visado del Registro del Ministerio del Interior, en el estatuto que el Pardeiro dice que está en vigor?

No existe, no hay otro que no sea el del 2011 y ahí no dice nada de anular las interpretaciones anteriores. En realidad en esa asamblea se trató, previo pacto entre Herrera y Pardeiro, de establecer, para las elecciones generales, lo de cada socio un voto. El resto, paja.

20 miembros de un pleno, y 20 compromisos con los electores. Una junta directiva que reconoce expresamente que existen diferencias entre lo que acuerdan y lo que impone el Estatuto, o sea: que lo incumplen. Como se puede apreciar en el apartado e) del artículo 7 de la LODA, los procedimientos de admisión y baja tienen que estar reglados, y en el Estatuto de la URE, lo están, y no sólo los de admisión sino los de readmisión. Por lo tanto, si un exasociado que fue baja voluntaria solicita el reingreso, no caben otros criterios que los que dimanan de la aplicación de la normativa vigente. Pero está claro que la normativa se aplica o no se aplica según convenga, de la misma manera que existe una norma procedente de un acuerdo de directiva sobre la no devolución de la parte de la cuota que corresponda a una baja voluntaria, que se aplica a voluntad del presidente.

Son hechos probados y que en esta página en su momento he dado a conocer. Sumando estos de carácter subjetivo con los otros relacionados con el reconocimiento expreso en el Orden del Día de incumplimientos objetivos del Estatuto, una moción de censura tendría que estar en marcha, si no imperase el "amiguismo" entre los 20 miembros del Pleno. Una moción de censura que el ejecutivo tendría perdida de antemano, por aquello que repito de que "confesión de parte no necesita prueba".

 

 

(Volver a QRX...)