SEGÚN CONVENGA
OTRA CAGADA

 

14 febrero 2016

G. Belay. EA1RF

 

 

 

 

Como las reuniones de junta directiva en la Unión de Radioaficionados Españoles son medio secretas, escudándose en eso de que la ley prohíbe no se bien qué, no sabemos ni cuándo ni por qué estos dirigentes han llegado al acuerdo de reinterpretar las reglas de juego en lo que afecta a las vacantes de los cargos electos derivados del Pleno. Que se recuerde, la directiva de Trujillo, EA7MK, había interpretado que cuando un miembro del Pleno cesaba en sus funciones, bien por dimisión bien por fallecimiento, y como tal fuese miembro a su vez de una de las comisiones de garantías o electoral, o ejerciese de secretario o presidente, el que por ser vicepresidente de aquel Consejo sucediese en el puesto, asumiría también los otros cargos que estuviese ejerciendo, bien fuese como miembro de una comisión, como secretario o como presidente. La interpretación resultaba bastante sesgada, pues no hay que olvidar que son cargos electos dentro del Pleno, y no se elige al presidente de un consejo, sino a la persona que lo representa. Pero lo cierto es que a aquella directiva le convenía esta interpretación y tras llevarla a cabo, nadie impugnó el acuerdo.

Cuando una directiva hace uso de las atribuciones que le confiere el artículo 26-c del Estatuto y establece una interpretación sobre una norma que pueda provocar dudas, esa interpretación se incorpora al Estatuto, si es norma estatutaria, o al RRI si es reglamentaria. Una vez incorporada porque nadie la impugnó, no se puede modificar sino a través de un acuerdo de asamblea general extraordinaria.

El fallecimiento de José de Luque, EA7NR, que ejercía como presidente del Consejo de la URE de Andalucía, y, dentro del Pleno era secretario electo, ha provocado una nueva reinterpretación de las reglas de juego, a gusto y conveniencia de la directiva que preside Pedro Fernández, EA1YO. El vicepresidente del CT de Andalucía era José Manuel Carrillo, EA7DJQ, que ahora es el nuevo y flamante presidente y por lo tanto miembro del Pleno de la URE. Si nos atenemos a lo interpretado por la directiva de Trujillo, EA7MK, Carrillo sería, además, el nuevo secretario del Pleno. Pero con la nueva reinterpretación, se ha reunido el Pleno y se ha procedido a la elección de nuevo secretario, siendo elegido Enric Monzó, EA3FCY, que además es miembro de la Comisión de Garantías. (Es claro su deseo de acumular cargos de cara a su carrera política)

Monzó es cordero que pace en la mano de Fernández. Y Fernández está en su derecho (y es legítimo) a ejercer aquellas funciones que le confiere el Estatuto a la JD. Sólo un matiz: las interpretaciones no se pueden hacer por cojones, sino que tienen que tener una exposición de motivos que las justifiquen. Creo que en el espíritu del legislador (los que redactaron el Estatuto en el año 1985) estaba esta interpretación de ahora y no la que hizo Trujillo, pero una cosa es que esté acorde con el espíritu del legislador y otra que se pueda hacer una reinterpretación por cojones, como se ha hecho. Mal o bien, por conveniencia o no, la interpretación de Trujillo se llevó a cabo, nadie la impugnó, y por lo tanto es norma en vigor nada menos que en el Estatuto. Para reinterpretarla no vale que ahora le convenga a la directiva de Fernández, sino que al ser una modificación del Estatuto necesita de un acuerdo de asamblea general extraordinaria. Y, que se sepa, no se ha convocado ni celebrado ninguna asamblea general desde la ordinaria del año 2015. Ni siquiera aparece acuerdo alguno de reinterpretación en las últimas reuniones de directiva. Y, quede claro, que el Pleno carece de atribuciones para interpretar las reglas de juego.

Claro que, vistos los diversos borradores que de una misma reunión redactados por el secretario se han difundido, algún día, cuando otra directiva acceda a las poltronas, cualquiera se atreve a aventurar lo que allí, en el libro de actas, pueda haber.

De momento y una vez más, la cagada de los patos patagónicos es clamorosa, salta a la vista, chirría… y los miembros del Pleno, aplauden… o lamen el culo del presidente.

 

(Volver a QRX...)