PALMEROS, PRETORIANOS Y SOPLAPOLLAS

 

 

G. Belay.- EA1RF.

10/11/2015

 

 

Dicen, en el entorno de los futboleros profesionales, aquello de que “ni antes éramos tan buenos como decían, ni ahora tan malos como nos ponen”. El exceso de halagos casi siempre viene seguido del chaparrón de improperios, y aquellos que se especializan en tales misiones acaban haciendo el ridículo al pasar de palmeros y pretorianos a soplapollas. Es cuestión de tener paciencia y aplicar aquel otro sabio refrán: “Siéntate a la puerta de tu casa y el cadáver de tu enemigo verás pasar…”

En la reunión de la Junta Directiva de la Unión de Radioaficionados Españoles, celebrada el pasado 8 de este mismo mes, entre otros asuntos, aparece el expuesto por el tesorero referente a la tan cacareada consideración de Utilidad Pública, donde informa que para que tal consideración tenga consecuencias prácticas para los intereses (se supone que económicos y fiscales) de la Asociación, hay que “asignar el 70% de las rentas o ingresos (se entiende que de la URE) a fines públicos”, y como esto es inviable, la Junta Directiva “determina por unanimidad que no procede por el momento acogernos de pleno a la Ley 49/2002”. ¡Acojonante! No se trata de que proceda o no proceda, sino que o dedicas el 70% de las rentas o ingresos a fines públicos, o se la estás meneando a un muerto. Así que todos los palmeros y pretorianos que salieron a congratularse de los pasos dados en la recuperación de aquella consideración perdida, ahora, y de forma tan pragmática como patética, están reconvertidos en soplapollas, por tontos, por ingenuos, por pelotilleros, por lameculos.

Sobre IberRadio informa el presidente que se ha cerrado el asunto con un superávit de 118 €. Vale, sobre todo si los gastos no se detallan de manera que se conozca si los gastos del desplazamiento, estancia y manutención de los miembros de la directiva se incluyen en esas cuentas, o se diluyen en otras partidas. Diríamos lo mismo de los gastos de los conferenciantes. Y, si alguien tuviese la tentación de cuestionar mi derecho a recibir esa información pormenorizada, que recuerde que aquello no fue una cuestión de URE, sino una cuestión del Ayuntamiento de Parla para todo aquel que estuviese interesado en asistir, y por lo tanto directa o indirectamente, hay dinero o al menos uso de un espacio público que depende del dinero de los impuestos de los vecinos de Parla y del resto de los españoles a través de las seguras subvenciones recibidas para la construcción del recinto. En resumen: Las cuentas no me las creo.

El Congreso de Ciudad Real está en el filo de la navaja y amenaza con ser un fracaso ante el escaso interés que despierta; la llamada de la directiva para que los socios se inscriban es desesperada, y ya se plantea la posibilidad de una suspensión. Lo siento de veras por los colegas manchegos, pero en diciembre el atractivo es muy limitado y el programa inicial con la presencia del de Ceuta, por enésima vez con la matraca de la “protección civil”, suena a voluntarioso y oxidado patriota anclado en el pasado del Frente de Juventudes”. Con esa expectativa no se llega a buen puerto.

Interesante el reconocimiento a Mari Carmen, EA1BQR, de su incansable labor en esto de las expediciones fomentando la actividad del Diploma municipios de España. Ya pasaron unos cuantos años desde que, reconociendo su valía, y sobre todo su constancia en el tiempo, se le concedió el Botón de Oro. Y sigue. ¡Cuánto me alegro, Mari Carmen!

También se recogen en el acta las dimisiones de algunos colegas que dejan sus cargos electos, entre ellos, el del presidente del CT de Cantabria, Guillermo González García, EA1FBF. Lo curioso de este capítulo es que si en el caso del cese del ahora expresidente conocido como “El inútil” se olvidaron de “agradecerle los servicios prestados”, ahora se “cuidan” de hacerlo… con todos, y claro, si nos atenemos a lo que las actas certifican, en una de las últimas asambleas generales un miembro se quejaba de que el presidente que ahora dimite, no había llevado a cabo ninguna de las asambleas ordinarias a que el Consejo Territorial estatutariamente, viene obligado, y si algo tan elemental nunca hizo, dudas justificadas quedan de que hiciese otra cosa que encabronar el ambiente, tarea en la que, desde su manifiesta ignorancia, es un especialista. Pues eso, que le “agradecen los servicios prestados”, y yo me pregunto: ¿Cuáles?

 

(Volver a QRX...)