SUPERVIVIENTES

 

 

G. Belay.- EA1RF.

25/12/2017

 

Esta mañana he recibido una llamada telefónica de un ex presidente de la Unión de Radioaficionados Españoles. Un dirigente que jamás hubiese llegado a ocupar la poltrona presidencial si no mediase mi apoyo y mis consejos en la estrategia de la campaña electoral. Hacía unos seis o siete años (o más) que no nos hablabamos ni sabía nada de él ni tampoco tenía interés alguno en saberlo. Apenas dos palabras y reconocí su voz y su manera diría que seductora de hablar. Un poco vacilante como si hubiese envejecido aunque viene una década por detrás de mi. Fui respondiendo como si en esos años que mediaron desde nuestra última conversación no se hubiesen producido una sucesión de desagradables situaciones, que podríamos definir con el conocido "síndrome de matar al padre", sufrido anteriormente por otros dos presidentes que, como éste, jamás hubiesen llegado a la poltrona sin mi apoyo. El síndrome es habitual en las sucesiones de ciertos cargos, cuando el nuevo ocupante no consigue superar la sombra de su antecesor; y más, si por aquello de medir 1.90 de estatura, la mía resulta particularmente alargada, tanto, que a día de hoy todavía no han logrado los ya cuatro sucesores y tras 15 años, hacer otra cosa que vivir de la herencia y dilapidar el patrimonio y la imagen del colectivo. Y todos ellos por "matar al padre" y los cuatro debiéndome el cargo. Así de claro.

Charlamos un rato de cuestiones de salud, algo de familia y de la coyuntura vital por la que atravesamos. De la URE, nada, claro. Nos deseamos felices fiestas.

Tras la llamada me quedé pensando en cuántos ex presidentes de la URE estamos vivos y cómo a cada uno de nosotros nos ha tratado la vida. De alguno prácticamente no tengo otra cosa que fotos de eventos donde -¡ya es raro en él!- haya aceptado asistir. De otros, fotos y falsedades absurdas, pero eficaces a la hora de lograr sus metas. Empezando por el superviviente de principios de la década de 1980, Fernando Fernández, EA8AK, sin duda el presidente electo que menos tiempo duró en el cargo, pongamos que lo indispensable para que en la historia de la Asociación aparezca su nombre, y, de paso, en su curriculo político. Constituye el fracaso más estrepitoso de todos los presidentes y la estafa moral más palmaria a sus compañeros de junta directiva, como se desprende de lo que en la publicación oficial de la URE (RADIOAFICIONADOS) se recoje.

Juan Ballesta, EA5TD, fue presidente en dos ocasiones, sucediendo a EA8AK cuando este dimitió, y entre 1983/1985 tras un consenso en un momento de crisis. Rígido como su origen militar, pero íntegro y fiel a sus convicciones. Nunca le interesó la poltrona y si la asumió, primero por dimisión del presidente y más tarde por consenso, fue por servir a la URE. No dejó huella. Tiene uno o dos meses menos de mi edad, y no sé nada de él desde hace un montón de años. Espero que se encuentre bien o al menos lo mejor posible de salud.

Esteban Bosch, EA3BD, es otro de los que espero que sobreviva, pero nada sé de él; quizás que, una vez que dejó la poltrona desapareció, se esfumó... Su indicativo está adjudicado a otro colega.

Tras él se produjo el segundo mandato de EA5TD.

En el orden sucesorio de los supervivientes a éste le he sucedido yo. Evidentemente, y creo que a pesar de ser el más viejo (o el demás edad), todavía estoy por aquí dándole al teclado.

Diego Trujillo, EA7MK, es el siguiente de los que si me consta que sobrevive, y del que, tras bastantes intentos de "matar al padre" sin conseguirlo, ahora mantenemos una relación aceptable. De cuando en cuando charlamos por teléfono y nos cruzamos algún correo. Como es mi caso... ha sido baja en la URE.

Enrique Herrera, EA5AD, sobrevive porque aun llevando bastantes años distanciados en kilómetros y amistad, es el que me ha llamado hoy para felicitarme las Pascuas.

Pues traído este pequeño recordatorio procede desearle felices fiestas a todos, y si alguno llegásemos a los 90 años, que lo diga, para congratularnos. ¡Ah! Mis buenos deseos abarcan a los miembros de la plantilla administrativa.

 

 

(Volver a QRX...)