G. Belay.- EA1RF -------------------------------------------------------------------

(3 mayo 2014)

 

TENDENCIAS

 

Dicen los expertos en esto de los estudios a través de encuestas, que lo importante es la tendencia: “Hacia dónde se mueven los datos”.

En la Unión de Radioaficionados Españoles en el año 1991 se alcanzó el tope máximo de su censo social con 20.894 asociados. A partir de este dato todos los años el censo ha ido descendiendo hasta llegar a los 8.674 que, siempre según datos de la “web” oficial de la Asociación, son los que hay en la actualidad una vez restadas las altas y considerando todas las clases de asociados, algo que a efectos económicos y presupuestarios, es necesario tener en cuenta.

Desde la fecha de la fundación todos los años la URE cerraba sus ejercicios con un censo con tendencia a crecer, pese a que en más de una ocasión se produjeron crisis importantes. Alcanzado el techo de los 20.894 asociados se rompe esa tendencia y comienza el descenso, lento, pero sistemático e imposible de parar. Los motivos son claros: de aquel censo más del 90% no estaban interesados en la radioafición sino en la radioconveniencia, y, una vez que se desarrolla la telefonía móvil y llegan las nuevas tecnologías nuestras comunicaciones dejan de interesar a empresas y jóvenes. La diferencia de 12.220 socios “perdidos” no es la verdadera cifra a tener en cuenta, pues ahí están descontadas las altas, sino que las bajas son 28.900 que indican el altísimo porcentaje de utilización de una, digamos, puerta giratoria y escasa permanencia en la Asociación. Pero es cierto que en lo económico, mientras la puerta giraba, sus cuotas se contabilizaban para el bien del colectivo.

Otro dato interesante es que las bajas en términos cuantitativos no son las mayores en la actualidad. Sin duda, el 3% de 20.000 es una cantidad superior al 6% de 8.000 y las bajas en la actualidad pueden parecer menos aparatosas que en el pasado. Pues bien, los porcentajes más altos de toda la historia del censo de la URE son el 6.57% del año 2012 y el 6.10% del año 2013. Dos años en los que el desaparecido presidente Herrera había dicho aquello de Alfonso Guerra: “Si me eligen presidente, en un par de años le doy una vuelta a la URE que no la conocerá ni la madre que la parió”. Pues sí, por ahí va la cosa y lo que ahora habría que ir estudiando es cuál es el suelo del censo, el coste del sostenimiento de los servicios básicos y una estructura acorde con ese suelo. Porque en apenas unos telediarios a la URE es cierto que no la va a conocer ni la madre que la parió.

Un socio me pregunta cómo hay que hacer para “echar” a un presidente que tiene las llaves del local social, pero no lo abre nunca porque no tiene tiempo… tampoco convoca asambleas y no da cuenta de nada, incluso tiene un repetidor en su casa y no allí donde diese un servicio… Ejemplo de dirigentes que ni comen ni dejan comer. Ejemplo de la URE del Siglo XXI.

Me ha llegado una información gráfica de una asamblea general de una sección. Dicen que una imagen vale más que mil palabras, y visto el ambiente visto todo. Es la Asamblea General Ordinaria de la Sección de Zaragoza, que cuenta con casi 200 socios y un presidente entregado al cargo como pocos, Julio, EA2AFF. Además de las cuentas y el presupuesto, se trataba de imponer el Botón de Oro a Máximo, EA2ASA, veterano y con problemas de movilidad. Costó trabajo que aceptase asistir en persona, y de los 200 unos 16 estaban allí para darle cariño y respeto, además del Botón de Oro, otros pocos llamaron para disculparse por diversos motivos, seguro que justificados, pero la mayoría pasó del acto. Si esto ya es de por sí desolador, la edad media de los pocos que se interesan por estos eventos nos da escasas expectativas de futuro: la mayor parte son veteranos, como el homenajeado, y muy escasos jóvenes casi ninguno por debajo de los 40. Algunas de esas caras que aparecen en la foto me son familiares, seguro que he charlado con ellos distendidamente más de una ocasión en aquella URE convulsa de Zaragoza, pero también yo me hago viejo y me cuesta ponerles nombres e indicativos. Pero los recuerdo a casi todos y con el cariño que siempre se conserva de los buenos colegas. En cualquier caso, así se honra a los pioneros y esta es la URE del Siglo XXI. ¿Dónde están los que tanto han cacareado con aquello de "cada socio un voto"? Porque en esta asamblea, cada socio es un voto.

Sí, es la URE del Siglo XXI. Que nadie olvide que el actual presidente de la URE no es electo: lo eligieron interventor. Ni tampoco el vicepresidente: lo eligieron tesorero. Ni tampoco el interventor: lo eligieron vicepresidente. El único electo es el secretario general. Y que nadie olvide que el actual presidente era vicepresidente del CT de la URE de Cantabria y de la Unión de Radioaficionados de Cantabria, y que fue parte activa en el cisma cuando ambas estructuras se separaron porque ni a él ni al que era presidente le interesaba entregar nada a sus sucesores. Optó por la Unión de Radioaficionados de Cantabria y se enfrentó al CT de la URE. Que nadie olvide que existe una cantidad de dinero que era de los socios de la URE de Cantabria y que no hay datos de que fuese retornada. Como nadie ha de olvidar que el actual vicepresidente y tesorero, después de unos 20 años, aún no ha hecho entrega del patrimonio de la Sección de Elche a sus sucesores, patrimonio en el que hay cierta cantidad de dinero de los socios de la URE de Elche que no hay datos de que fuese retornada. También estimó más importante presidir un radioclub que una sección de la URE.


(Volver a QRX...)