ADIOS "TETE"

 

 

 

 

Como está de moda hablar de lo que hablan los “medios”, recordaré al que, desde una prepotencia indigerible, nos daba lecciones a los españoles de cómo abordar la crisis económica desde su cargo de presidente de la Patronal. Me refiero a Díaz Ferrán, hoy en prisión, dicen que arruinado, y por más pasta que pudiese tener en algún lugar guardada, sin duda, jodido. Salvando distancias, me recuerda a “Tete”, mi antes amigo y hoy en decadencia por aquello de que cada uno es viejo cuando es viejo sin que la edad sea el motivo, sino las circunstancias. Sí, yo soy viejo, incluso anciano, pero mi entorno son mis hijos que tienen más de medio siglo y mis nietos que la que menos, tiene 25 años. Por lo tanto y mientras mantenga un nivel aceptable de salud me mantendré en mi edad… sin sentirme excesivamente viejo ya que el entorno está compuesto de dos generaciones.

A mi antes amigo “Tete” la vejez le llega de “otra” manera: su entorno (o lo que le queda del entorno, si aún le queda algo) está totalmente distorsionado y no encuentra el lugar que le corresponde a la edad que tiene. Se le nota hasta en esa pretensión de figurín con pantalones de los años 20. Por la otra orilla los pantalones son de símil piel y ceñidos. ¿Es padre o es abuelo? Es esposo con futuro gozoso o es… Cuando se refiere uno a “problemas personales” está tratando de difuminar un problema que tiene origen en otro problema, que a la vez dimana de una vida de “vino y de rosas” en la que, aparentemente, frenas el envejecimiento mediante el cambio de pareja. Y de trabajo, Para ocultar los reiterados fracasos. “Cambio esposa de 60 por dos chicas de 18”. O por una, que la otra era para el de marras. Sobre todo, si la de 60 tiene la salud delicada. Pero claro, la de 18 también envejece, y para disimular se enfunda en pantalones pitillo de símil piel, y ya no es lo que era, sino la que se ambientó en otro hábitat en el que puede hacer cosas que antes no podía… Pues nada: me apunto al gimnasio, me compro una bici y en unos días rebajo 30 años. Lo malo es lo del fondo de armario y los pantalones de los años 20, que no cuadran con los pantalones pitillo de símil piel. El “fondo de armario” nos resitúa en la cruda realidad: Otro fracaso estrepitoso que añadir a la lista. ¿Quién me contó que por Levante era conocido como "el inútil"?

Pues nada, adiós “Tete”, y que te encuentres cómodo en el club de los “ex”. Mientras te acomodas echa un vistazo alrededor y comprueba que en apenas unas pocas cabronadas te has quedado solo, sin amigos, y lo más grave: sin nadie. En el pecado llevas la penitencia…

NOTA: Me llama un amigo y me comenta que todos los que me sucedieron, de alguna u otra manera, los “puse” yo, comenzaron de “herederos” y tras ser reelegidos tuvieron que hacer las maletas. ¿Y el de ahora? Pues cumple con la hoja de ruta: Llega de “heredero”, me debe el cargo, se lo comerán los buitres si antes no se lo come el tapado de Elche.

(Volver a QRX...)