TURBULENCIAS

G. Belay.- EA1RF -------------------------------------------------------------------

(30 diciembre 2013)

 

Creí, porque soy así de ingenuo, que el extraordinario hecho de que la revista de diciembre viniese sin editorial, con alarde tipográfico en portada del congreso celebrado en Bilbao y que el reportaje no viniese en las primeras páginas (como correspondería al destacado de la portada), y sin un mínimo deseo de unas felices fiestas, había sido un descuido propio de un estulto. Creí, porque soy así de ingenuo, que tales despistes únicamente habían sido observados desde mi particular óptica, siempre crítica, pues para lamer culos ya están otros… allí por Cantabria. Pero repasando el foro de la URE he podido comprobar que otros colegas se han hecho eco de estas extrañas circunstancias (entre apretones y cagómetros) y así lo hacen constar incluso en verso.

Y vuelvo a preguntarme, en voz alta, qué coño está pasando en la URE para que, tras varios presidentes y muchos años de publicación, la revista salga (posiblemete por primera vez en su historia) sin editorial y sin el deseo de las protocolarias felices fiestas. Será… que entre los cuatro directivos no se entienden, y cada uno dejó esa responsabilidad al otro, y al otro y al final tú por mí y la casa sin barrer…

Corre el rumor que los “asuntos personales” del inútil tienen que ver más con su falta de autoridad y liderazgo que con otras cuestiones, que también. ¿Quién pretende mandar en la URE: el estulto o el niño de papá? ¿Y el otro, el protagonista de los diarios oficiales, manda algo o toda su sabiduría no da más que para querer manipular a la Comisión de Garantías? ¡Ah, me olvidaba!: ¿Y el florero, no se le ha caído ya la cara de vergüenza del papelón que en nombre de Catalunya está haciendo en esta verbena?

Mal momento, ahora que la cartera de recibos está a punto de ejecutarse, para dejar que se aprecien turbulencias provenientes del mal entendimiento entre los miembros del ejecutivo. Porque sería una gran noticia que esa cartera fuese presentada, por ejemplo, hoy, ya que indicaría que se administraron los dineros con mesura y buena mano… tal cual se desprende de las cuentas que se presentaron en la AG ordinaria, donde había un interesante superávit. ¿O era ficticio?

Dado que los miembros del Pleno han de velar por los intereses de los asociados y las reformas del Estatuto obligan al tesorero a emitir informes, cuando se le pida, sería, si esto de controlar al ejecutivo sirviese de algo, lo lógico, que el Pleno exigiese un informe sobre si los fondos (y el superávit) llegaron para cubrir los gastos ordinarios hasta el 31 de diciembre del 2013 o hubo que tirar del dinero del 2014. O sea: el presidente del Pleno debe de exigir un informe sobre si la cartera de recibos se presentó al cobro en el banco hoy, o mañana o bien, ya se había presentado hace 30 ó 60 días, y si fuese así, si el ejecutivo “tiró” a crédito de fondos del 2014 para financiar los gastos ordinarios de los dos o tres últimos meses del 2013.

Ya dejo dicho que se han introducido algunas modificaciones en el Estatuto que parece que, a la hora de la verdad, no están sirviendo para nada. Si el dinero no llegó para cerrar el ejercicio del 2013 y hubo que tirar de la cartera de recibos del 2014, ocurren dos cosas:

1.- La situación económica de la URE no era la que se desprende de las cuentas que ha presentado el tesorero, y por eso el dinero no llega para los gastos previstos.

2.- Si se ha tirado del dinero de la cartera de recibos del 2014, es palmario que a partir del segundo semestre faltará ese dinero que se acumulará con el arrastrado del ejercicio anterior.

Entonces, si el ejecutivo ha necesitado más dinero del presupuestado, lo natural hubiese sido un presupuesto extraordinario, que tiene que aprobar la AG. Pero que se sepa, de esto nada se ha hecho. ¿Entonces? Entonces, a poco que la crisis determine devoluciones de recibos, puede ocurrir, que el presupuesto aprobado para el 2014 no cuadre al no alcanzar los ingresos para los gastos previstos. ¿Entonces? Entonces, o se recorta de la edición de la revista o de las nóminas. Echar a la puta calle a empleados es la especialidad del “niño de papá”.

Turbulencias entre los miembros del ejecutivo, dice la rumorología, que es lo que está poniendo a la URE al borde de un ataque de nervios. Si se produjese una dimisión y hubiese que convocar elecciones, difícil veo candidatos para hacerse cargo del presunto agujero que tendría, de ser cierto lo que se rumorea, la caja registradora.

Bueno, también pudiese ocurrir que alguien decidiese eso que se llama “huida hacia adelante”. Sí, una huida que supondría seguir quemando a la URE hasta dejarla calcinada.

¡Joder, que tropa!

(Volver a QRX...)