TXEMA Y LOS CHALECOS DE EMCOM

 

G. Belay.- EA1RF.

22/11/2016

 

Todo estaba tranquilo, no se movía una hoja… y, de pronto, empiezan a surgir borrascas que entran casi todas por el noroeste, ahora que se avecina el congreso anual de la Unión de Radioaficionados Españoles en Santiago. ¡Es que algunos tienen ganas de armar bulla! Y así, por un lado la pareja del zángano y la zángana con los “pollos” que montan en 7.110 y las sucesivas grabaciones, y por el otro, aparece un sorprendente Sergio, EA1AR, y monta otro “pollo” con Víctor, EA8HQ por el tema de EMCOM. ¿De verdad no podían haber esperado a que pasase el congreso?

EA1AR cada vez que se asoma y pretende iluminarnos en nuestra evidente ignorancia, en lo que para él es su profesión, la verdad y dicho en plan escatológico, la caga. ¿Qué necesidad tenía de meterse en un jardín defendiendo una cuestión que la tiene perdida de antemano? Quizás… una conversación privada con el presidente de la URE, aconsejándole rechazar todo lo que no esté en los fines que establece el artículo 5 del Estatuto, y la conveniencia de no modificarlo para no asumir responsabilidades innecesarias, recordando la lamentable historia vivida de las “aventuras del Pufo”, hubiese sido lo cabal. Pero casi empiezo a creer que soy tonto y que todo lo ocurrido con el fallecido “Pufo”, en asuntos añadidos a los fines del referido artículo 5, no existió, y las responsabilidades añadidas a las andanzas que nunca deberían de ser olvidadas que tuvo que asumir la URE (más de 30.000 €) tampoco existieron. ¿Tan ciegos están todos?

La tesis que desarrolla EA1AR en su debate con EA8HQ se viene abajo estrepitosamente, al partir de una falsedad, o por lo menos, de lo que es una falsedad si consideramos lo que en su particular “web” difunden los promotores de EMCOM. La falsedad, supongo que por falta de atención radica en que EA1AR considera a EMCOM como una entidad con personalidad jurídica propia, o sea: una asociación. En varios momentos de su discurso se refiere al estatuto de EMCOM, y claro, EMCOM a lo más que llega es a redactar un documento de régimen disciplinario interno, obviando los derechos estatutarios de los socios de la URE, en el que de entrada advierte:

“La Unión de Radioaficionados Españoles (URE) en colaboración con su vocalía de Emergencias, crea el grupo de voluntarios radioaficionados colaboradores en casos de emergencias denominado EMCOM.”

Por lo tanto, EMCOM no es una entidad jurídica sino un grupo de voluntarios que, supuestamente, crea la URE. Todo lo que, una vez aclarado que EMCOM carece de personalidad jurídica nos cuente EA1AR, carece de valor, no sirve para nada. Y mucho menos, si todo su discurso se asienta en las normas de Protección Civil, pues antes que nada lo que hay que tener en cuenta son las normas del Estatuto de la URE para acoger en su seno a terceras asociaciones de iguales o parecidos fines. Pero es que ni eso: EMCOM, repitámoslo hasta la saciedad, no es una entidad jurídica, no dispone de acta fundacional, no sabemos quiénes son sus promotores, tampoco el capital con el que inician sus actividades, ni siquiera su domicilio social… porque no está inscrita en el Registro de Asociaciones.

Volviendo al párrafo/advertencia antes transcrito, según parece, alguien, no sabemos (ni lo saben los asociados de la URE, que es lo grave) quién, ha constituido ese grupo, ha redactado el documento del régimen disciplinario obviando la normativa de la URE, y ha decidido que la URE ha creado el grupo sin contar con el resto de los asociados y sin necesidad de convocar una Asamblea General Extraordinaria para incorporar esta patética novedad al Estatuto, estableciendo en el documento disciplinario interno que al frente de todo el tinglado está situado el presidente de la URE, que asume la responsabilidad de capitanear a los voluntarios que pueden incluso no ser asociados, además de las penales y civiles que puedan surgir. Así, EMCOM sitúa su domicilio social en Monte Igueldo, 102, en Madrid, y es usufructuaria de todas las instalaciones de la URE, tiene a su servicio una plantilla administrativa, mobiliario, ordenadores, cuarto de radio, y todos los repetidores que por el resto de España tiene instalados o pueda instalar en el futuro la URE. ¡Es acojonante, sobre todo, porque es una decisión unilateral! plasmada en un documento redactado, insisto en esta circunstancia, a espaldas de la Asamblea General y del Pleno de la URE.

Y ante esta sorprendente noticia resulta que, ahora sí, las normas de Protección Civil exigen la contratación de una póliza de seguro que dé cobertura a este grupo de voluntarios, póliza que se supone que está prevista en el Presupuesto de la Asociación, y que, por lo tanto, pagan todos los asociados a partes iguales, incluyendo la cobertura a los no asociados. Pero ¿póliza de qué? Seguro de accidentes, seguro de daños personales, seguro de vida… insisto: que pagan todos los socios y además de beneficiar a unos privilegiados, se extiende a los voluntarios no socios.

Y el bueno de EA1AR, nos dice que todo esto es correcto.

Pero… si repasamos las normas disciplinarias del “documento” que figura en la “web” de EMCOM, nos encontramos con el tema “chalecos” (aquellos que en IberRadio decía EA1YO que no se iban a poner) y lo estrictos (manu militari) que pretenden ser a la hora de utilizarlos, ya que, si no están en un operativo bien de entrenamiento bien catastrófico, está prohibido su uso. ¡Acojonante! Lo compro, lo pago, es mío y no me lo puedo poner sin que me autorice el “facha de Ceuta”. ¡Venga ya!

Imaginemos una situación catastrófica en cualquier punto, y, rápidamente, el “facha de Ceuta” moviliza a todos los voluntarios para que estén atentos en una frecuencia pactada (por ejemplo 7.110), en sus respectivos QTH, cada cual en su cuarto de radio… ¡Eso sí: con el chaleco puesto! ¡No jodas, tío...! Pues tal cual se desprende del “documento” eso es así, y será que el chaleco es “homologado de alta visibilidad…” y aunque estén encerrados en sus cuartos de radio, se estarían viendo unos a otros… Claro que en 7.110 también podríamos estar todos los radioaficionados atentos, por si la autoridad competente nos necesita. ¡Pero sin chaleco ¿eh?!

Y esos chalecos que según el presidente de la URE no se iban a poner… ¿quién los vende? ¡Ah: aquí aparece la figura del “Txema”! Sí, el mismo que ya estaba metido en las aventuras de aquella ONG del fallecido “Pufo”, en Radioaficionados sin Fronteras, el de la “Operación Malí”, el que era presidente de la Sección de Alicante, el que firmó (según parece) recibos por cantidades que no percibió para que el “Pufo” pudiese justificar los gastos ante la Diputación Provincial… sí, los gastos que luego tuvo que devolver la URE. Pues sí, el “Txema”, EA5BWR, está detrás de la empresa “QRG La Boutique del Radioaficionado”. Y esta firma fabrica o al menos seriegrafía o vende los chalecos y unos polos de EMCOM, y en exclusiva, IVA incluido, en 54.34 €.

Algún día, toda esta chusma de fracasados se percatarán que somos radioaficionados y que los fines de la URE no consisten en formar grupos de bomberos voluntarios, ni policías con chaleco, ni salvapatrias 007, sino en “hacer radio”. Tampoco en amparar chiringuitos.

Buen tema para debatir en el congreso. Aunque en una asociación con mínimos niveles de dignidad, el presidente y su JD deberían de haber dimitido ante este escándalo, o los miembros del Pleno, presentado una moción de censura.

(Volver a QRX...)