A DIOS LO QUE ES DE DIOS…
Y AL CÉSAR LO QUE ES DE BUENDÍA

 

G. Belay.- EA1RF.

21/09/2015

 

 

Así he titulado una nota de urgencia en el foro alternativo “Ureanos” tras mi regreso de IberRadio. Y algunas llamadas he recibido pidiéndome que explique ese aparente acertijo, especialmente cuando al final digo que “de Buendía ya hablaremos”.

ACUDAMOS AL ORIGEN

Habrá que remontarse un tiempo atrás para encontrar el origen de esta feria que a poco que se esfuercen en corregir errores, puede ser sostenible en el tiempo. En un Congreso URE, posiblemente en el del 2010, durante una comida se reúnen el que era presidente, Trujillo, EA7MK, un conocido comerciante del ramo de la electrónica y el que era apoderado, Buendía. Estudian la posibilidad de llevar a cabo una feria de radioafición en Madrid, partiendo de la experiencia del comerciante. Se trataría de concentrar todos los esfuerzos de la URE en ese evento suprimiendo las celebraciones anuales de los congresos, que tienen la característica de ser itinerantes, mientras la feria estaría siempre ubicada en Madrid por aquello de ser un área importante de residencia de posibles visitantes amén de la equidistancia.

El proyecto se esfuma porque los avatares del mandato de Trujillo terminan en la Asamblea de Zaragoza, con las conocidas elecciones y nueva directiva.

RECORDEMOS LAS AMENAZAS

Algunos de los nuevos directivos, antes de que las urnas los confirmasen como tales, y también los de las otras candidaturas, no se privaron en pregonar el mantra de que lo primero que había que hacer era “cargarse” a Buendía. Del todo, no tuvieron agallas para hacerlo, pero sí para buscar la solución más chusca: le retiraron el control de la contabilidad que se la confiaron a una empresa externa de Elche, tratando de ningunearlo, pero no le pudieron tocar ni un pelo de su estatus laboral ni de su salario. Así que, Buendía, que es inteligente y maneja más información de la URE que todos ellos juntos, se sentó a esperar que la fruta cayese de madura.

MAS HISTORIA

Vamos a remontarnos más en el tiempo para conocer mejor a Buendía: Entró de ordenanza y se fue formando dentro de la URE en el departamento de QSL, que dominó siempre, acudiendo a clases de contabilidad por las tardes, vistos los continuos fracasos que las directivas acumulaban al buscarse contables que luego nunca funcionaron, aunque si percibieron sustanciosos salarios. Así, cuando en 1985 fui elegido presidente, Buendía ya era contable de la URE y controlaba, desde la discreción, las claves económicas del colectivo. En aquella mi primera directiva, el que teóricamente más sabía de los entresijos de la administración de la URE era José Ortí, EA5RV, vicepresidente, que ya lo había sido anteriormente con Esteban Bosch, EA3BD, durante dos años que era lo que duraban aquellos mandatos. Por eso, toda la cuestión económica y de administración se la confié plenamente, hasta que me percaté de que estaba conspirando a mis espaldas. Hablamos y quedó claro que si reincidía no habría tercera oportunidad, sino que su presencia en la directiva se zanjaría. Y, de nuevo, cayó en el mismo problema. Le invité a irse para su casa… y se fue.

CORTOCIRCUITO

Un día, en una reunión de directiva a la que asistían el secretario administrativo Martín y el contable Buendía, éste, me pasó un documento para que lo “viese” y si acaso, lo firmase: ni más ni menos que un determinado aumento de salario, que le otorgaba el vicepresidente Ortí, EA5RV, sin conocimiento del resto de los compañeros de directiva. Le eché un vistazo y lo rompí. Creo, ahora que pasaron años, que Buendía lo entendió: el responsable de la plantilla es el secretario general, y el responsable de la tesorería, el tesorero. A sus espaldas y conmigo, esas funciones no se podían cortocircuitar.

A ser presidente de la URE, se aprende practicando el oficio. Yo también fui aprendiendo, y si bien es cierto que siempre manejé la información, no lo es menos que el oficio me costó un poco más.

VAYAMOS, TODAVÍA, MÁS ATRÁS

Cuando la URE radicaba en Hortaleza 2, se jubiló el empleado que asumía las funciones de responsable de la plantilla, y el presidente Pérez de Guzmán, EA5AX (+) propuso a la directiva, que la formábamos 13 electos y un vocal nato por cada una de las regiones de España (16 en total si mal no recuerdo), que ocupase ese cargo de secretario administrativo Juan Martín, un muchacho bien preparado en Humanidades y conocimientos de la Lengua por su pasado seminarista. Y así se hizo, ya que los vocales natos apenas teníamos nada que decir en cuestiones de la administración ordinaria de la URE.

Cuando en 1985 accedo a la Presidencia de la URE, no toco, ni creo necesario tocar, nada de lo que viene hecho desde hace años, hasta que andando el tiempo empiezo a observar ciertos matices en las relaciones entre los miembros de la plantilla. Unos cuantos son veteranos y otros más recientes, y entre los primeros más de uno (o una) piensa que la confianza depositada en Juan Martín no hace justicia en relación con las condiciones más idóneas de otros u otras. El ya citado vicepresidente, Ortí, EA5RV, deposita toda su confianza en Buendía por aquello de las cuestiones económicas, sin restarle atribuciones a Juan Martín. Es cuando decide subirle el salario sin contar ni con el secretario, que era Barahona, EA2NO, ni del tesorero, que era Santos, EA4WJ (+). Nadie, de la plantilla, entendí, podía mejorar sus condiciones salariales sin que mediase un consenso de la JD.

EL PODER NOTARIAL

Según voy avanzando en mi conocimiento del funcionamiento del día a día de la URE, procuro estar más en la sede de Máiquez. En algún momento se plantea la posibilidad de que el presidente otorgue un poder notarial a un empleado de confianza, a fin de solventar algunas cuestiones en las que la presencia del presidente es imperativa. Lo debatimos, si bien el que tiene que otorgar el poder es el presidente, y el que lo recibe contrae una responsabilidad añadida, aunque el presidente y ante los socios, sigue teniendo la misma que dimana de sus atribuciones estatutarias.

Todos, en la plantilla, saben a quién le confiaría ese poder; o mejor expresado: saben a quién no se lo confiaría. Y se percatan de que no se lo extenderé a ninguno.

AUSENCIA

Un día se plantea la necesidad de que la plantilla administrativa lleve a cabo una tarea excepcional e irrepetible, donde el denominador común es la voluntad de ponerse el mono de trabajo o quedarse en casa, ya que no entra en sus obligaciones. Ni siquiera se les había pedido el esfuerzo, sino que alguien, entre ellos, lideró la idea y cuando llegué un lunes, la sede de Máiquez estaba vacía y la nueva de Monte Igueldo lista para su utilización.

Todos menos uno, que optó por irse de vacaciones, se pusieron el mono de trabajo. Cuando se reincorporó los “galones” los tenía Buendía. Los ”galones” y la equiparación del salario.

LOS “GALONES

Nunca le otorgué aquel poder que seguro que deseaba; pero sí los “galones” de la gerencia y la equiparación del salario, reconocimiento ganado a pulso. Siempre tuvo toda mi confianza y nunca mientras fui presidente, me falló, pero ciertas responsabilidades vienen dadas por las urnas, y un presidente no debe descargarlas en un tercero, que será perfecto mientras se responsabilice de una gerencia, e imperfecto cuando por un poder notarial tenga las mismas atribuciones que el presidente y esté, por lo tanto, por encima del resto de los directivos.

A Trujillo, EA7MK, le gusta ser más político que radioaficionado, y maneja bien esa faceta pero tiene muchas limitaciones. Como político siempre fue consciente de la importancia de disponer, en el día a día de la URE, de un apoyo con el cúmulo de información y experiencia que supone una persona como Buendía. Y acabó otorgándole el poder notarial y con él el mayor error impropio de una persona con la ya mencionada información y experiencia.

EL FILO DE LA NAVAJA

Buendía salvó el tipo porque los nuevos dirigentes que iban a por él, se ofuscaron en la trama de la Diputación de Cádiz, donde pretendió lucir palmito el en aquel momento secretario general, Bernal, EA7SB, que había sido parte denunciante y el tiempo lo puso como parte denunciada, uno de los papelones históricos más patéticos de un dirigente de la URE. En toda aquella trama Buendía era el firmante como apoderado, y como todos conocemos, de los documentos que certificaba como auténticos que eran todos falsos, y por lo tanto, los firmó a sabiendas de su falsedad. La Diputación de Cádiz no entró más allá de la devolución de la cantidad concedida, pero si hubiese ido por lo penal, Buendía hubiese tenido serios problemas y Trujillo no tantos.

ELUCUBRACIONES

Analizar lo que realmente pudo pensar Trujillo, EA7MK, cuando otorgó aquel poder, es complicado. Puede ser una fórmula para evitar gastos de presencia física del presidente; puede ser una muestra de confianza; puede ser una manera de evitar que quede para la historia de la URE su firma en documentos que se acreditaron como falsos. Hoy, tampoco me atrevo a analizar lo que realmente le haya podido servir de lección a Buendía, en cuando a asumir tareas y responsabilidades que van más allá de lo que su empleo demanda.

IBERrADIO

Así que había que poner en marcha una feria, y no hay dentro de la actual directiva, personas especialmente brillantes como empresarios, ni que se distingan por su aportación de ideas; pero sí es notable la ansiedad de postularse como los ”peperos” con discursos por lo bajines de, si nosotros lo dejamos, la URE será un caos. Y se pusieron en contacto con el empresario, y una vez decidido ir adelante, allí tenían a Buendía, al que, afortunadamente, no se lo habían cargado como se hartaron de anunciar.

Buendía es un buen gerente al que se le pueden confiar tareas, conoce perfectamente a todos sus compañeros y compañeras de plantilla, sabe lo que se le puede pedir a cada uno de ellos y ellas, y todo lo que IberRadio pueda suponer, que ha supuesto un éxito indiscutible de visitantes y expositores, se le debe a él.

Lograr la cesión de las instalaciones de la Casa de la Juventud, de Parla, puede que haya sido cuestión del Pardeiro o de algún colega parleño con acceso al gobierno del municipio. Hay que agradecer la buena voluntad de la cesión, pero allí faltaba espacio y los 2.500 metros cuadrados habría que considerarlos sumando lo edificado y la parcela.

FUTURO

¿El IFEMA? Para la siguiente edición no habría que descartarlo, porque con el tema de la Utilidad Pública, y si se mantiene el Gobierno de Rajoy, algún secretario de Estado, o quizás un expresidente autonómico y exeurodiputado, podrían echar una mano para obtener una subvención que cubriese el gasto del arriendo del espacio en IFEMA. Cabe suponer que todas las medidas de seguridad irían incluidas en el arriendo y los expositores lucirían el doble sus productos. Tampoco se puede descartar que esta feria forme parte de alguna otra macroferia de electrónica e informática, de las que se celebran en el IFEMA, con un espacio para IberRadio dentro de un todo.

LAMENTABLE

Sobre el “museo” de la URE, el “pinchazo” ha sido tan evidente como ignorado. De toda la colección, para cumplir lo anunciado, unas 15 o 16 piezas, puestas donde más estorbaban y menos iluminación había, en las que nadie se fijaba, y un par de vitrinas para algunas piezas menores, como micrófonos o llaves de CW. Del Museo CB de Cádiz, como se sospechaba, nada; entre otras razones bastante elementales y una vez in situ, porque estaba claro que no cabían en lado alguno.

ÉXITO

Formidable, hay que insistir una y mil veces, el público que en la mañana del sábado abarrotó el recinto; y los expositores. Por la tarde y conociendo Madrid, lo normal es que hubiese menos visitantes, porque a las cuatro jugaba el Madrid y 80.000 espectadores de algún lado tienen que salir; y después el Atlético por TV… La cafetería en la que se pensó a última hora, era el único lugar donde había unas butacas para sentarse y descansar… pero también hubo improvisación y se colapsó. Porque son tantos los colegas con los que te encuentras que echas de menos poder estar en un rincón de cháchara.

EL VIAJE

Mi estancia duró más o menos una hora. Llegué sobre las 11:30 y me fui sobre las 12:30. El viaje de ida, aparte la ayuda prestada en un tremendo choque en los alrededores de Ourense, discurre a partir de la segunda hora con el Sol asomándose por el Este, y resulta muy molesto, así que hay que ponerse en carretera sobre las 5 de la madrugada; el regreso te pilla con el Sol cayendo por el Oeste, y de nuevo es aconsejable salir pronto para evitarlo. Con las paradas técnicas y el tráfico bastante colapsado en la entrada de la A-6 por avería de un coche, con 9 horas me bastó para ir y volver. Como en los viejos tiempos.

NO VI NADA NI NADA ME CONTARON

No tuve la oportunidad de presenciar ningún incidente dentro del recinto de la feria; ni nadie me contó que lo hubiese habido. Intercambié saludos con todos los que pude y seguro que me quedaron bastantes por hacerlo, bien porque no hemos coincidido en el tiempo, bien porque no los he visto. Cuando ya estaba fuera en la parada del tranvía, dispuesto a cruzar la calle para coger el coche, me crucé con un colega que me saludó con un “Adios Gonzalo, me alegro de verte…” a lo que le respondí con “Gracias, igualmente… “ Su cara, con barba cuidada, me era sumamente conocida, pero no he sido capaz de situarlo… Ahora, recordando el saludo, hago memoria porque su cara me es absolutamente familiar, y creo no equivocarme si digo que se trataba del expresidente del CT de Cantabria, Vicente, EA1TI; si fuese así, lamento no haber hecho un último esfuerzo y pararme un rato a charlar con él. En cualquier caso, le pido, si fuese él, disculpas.

MAS FOTOS:

Con Joaquín, EA2CCG.

Los "pailás" eran constantes.

En el otro edificio había menos agobio.

Los dos altillos también estaban saturados.

Había gente por todos los rincones.

Faltó espacio para los momentos de charla y descanso.

El bar, improvisado, con espacio insuficiente.

La carpa ayudó a ubicar a los expositores y clubes que no cupieron dentro.

Informándose del producto.

La estación de radio casi desierta...

Los tenderetes podrían estar mejor presentados.

Tiempos atrás, era inconcebible que desde Las Palmas viniesen a una feria a la Península, por aquello del Impuesto de Lujo...

Las pocas piezas del "museo" en medio y estorbando; escaso interés por ellas.

Si una imagen vale más que mil palabras, ésta, de las piezas del "museo" es categórica: Todos de espaldas.

Con José Luís, EA4EWT. ¡Lástima de un par de horas para sentarse y charlar con él! Seguro que con un "Jack Daniels" él, que le gusta el "wyski", y con un cafelito cortado yo, que me gusta menos el alcohol. En todo caso, cada uno bebe lo que "se" puede pagar y le sale de los cojones.


(Volver a QRX...)